Microsoft y Google se unen a rivales para apoyar a Apple ante FBI

“La posición que ha adoptado Apple es peligrosa”, según la presentación de la Federal Law Enforcement Association.

Entre los defensores de Apple también figura la American Civil Liberties Union.Bloomberg News

Los colosos tecnológicos Microsoft Corp. y Google dejaron de lado rivalidades a menudo encarnizadas para apoyar a Apple Inc. en su batalla contra una orden judicial de ayudar a desbloquear el iPhone de un terrorista muerto.

Con su presentación como amicus curiae o amigo de la corte, quince compañías, incluidas Facebook Inc. y Amazon.com Inc., buscan revertir la orden de que Apple cree software para ayudar al FBI a desbloquear el iPhone utilizado por Syed Rizwan Farook, que murió en un tiroteo con fuerzas de la ley después de matar a catorce personas en un banquete en San Bernardino, California, en diciembre.

Si bien dijeron no tener interés en proteger a quienes violan las leyes, las firmas tecnológicas declararon que “rechazan la afirmación del gobierno de que las leyes le permiten ordenar a los ingenieros de una compañía deshabilitar las funciones de seguridad de datos de sus productos”. La orden de la juez “no tiene fundamento en la jurisprudencia, es onerosa para compañías tecnológicas como las solicitantes y particularmente perjudicial para los consumidores estadounidenses”, expresaron en su pedido, parte de una avalancha de presentaciones efectuadas por otros partidarios de Apple así como por representantes de la ley y víctimas del atentado.

Twitter Inc. e EBay Inc. estuvieron entre las 17 compañías que por separado pidieron respaldar a Apple en la batalla. Intel Corp. y AT&T Mobility LLC también solicitaron argumentar ante los tribunales en nombre de Apple que la orden atentará contra la innovación y en última instancia reducirá la seguridad. Las agrupaciones de derechos humanos y derechos digitales, un funcionario de Naciones Unidas e incluso un hombre cuya esposa casi muere en el atentado terrorista, también abogaron por Apple en tanto se acercaba el vencimiento del plazo del jueves para sumarse a la histórica causa sobre privacidad.

Las agrupaciones policiales que buscan sumarse a la causa declararon que su capacidad para extraer datos de las evidencias es crucial para resolver delitos y proteger al público.

Posición ‘peligrosa’

“La posición que ha adoptado Apple es peligrosa”, según la presentación de la Federal Law Enforcement Association, la Association of Prosecuting Attorneys Inc. y la National Sheriffs’ Association. “Si Apple se impusiera, el público en general podría pensarlo dos veces antes de colaborar con las fuerzas policiales cuando se lo convocara a hacerlo”.

Entre aquellos que piden apoyar al gobierno en la causa también se cuentan cinco personas cuyos familiares resultaron muertos en el ataque y el marido de otra que sobrevivió al atentado contra el banquete.

En última instancia, esta es una situación en la que hay que remover cielo y tierra”, dijeron los familiares.

Si la juez Sheri Pym toma en cuenta las presentaciones de amicus curiae, estas podrían ayudarla a decidir en una audiencia del 22 de marzo si va a modificar su orden del 16 de febrero de que Apple colabore con el FBI. A algunas de las presentaciones se podía acceder directamente en la lista de casos del tribunal, mientras que otras fueron proporcionadas por Apple.

Ley de 1789

El dilema legal del caso es si una ley de 1789, la All Writs Act, otorga al gobierno la facultad que necesita para reclutar a los ingenieros de Apple para que colaboren con sus esfuerzos para eludir el encriptado del iPhone. Coincidiendo con los argumentos de Apple, sus partidarios dijeron que dar al gobierno información como pide la orden es una cosa pero obligar a las empresas a modificar sus productos es otra.

El gobierno intenta reinterpretar la All Writs Act como una fuente abierta de nuevas facultades”, según la presentación de Microsoft y Google. “El Congreso nunca consideró apropiado dar a las fuerzas policiales la facultad que ahora le solicitan a este tribunal”.

Las compañías, entre las que se cuentan Cisco Systems Inc., Snapchat Inc. y Yahoo! Inc., señalaron que muchas de ellas tienen empleados de tiempo completo que se dedican a responder los pedidos de datos de clientes que presentan las autoridades policiales. En los seis primeros meses del año pasado, dijeron haber respondido decenas de miles de solicitudes del gobierno estadounidense relacionados con causas penales.

Declaración de Samsung

Samsung Electronics Co., archirrival de Apple, también intervino en la discusión diciendo en una declaración que cualquier exigencia de instalar puertas traseras en sus dispositivos debilitaría la confianza. El vendedor de smartphones más grande del mundo había dicho antes el jueves que no había decidido si haría una presentación de amicus curiae.

La Asociación de Tecnología de Consumo, cuyos miembros incluyen a Samsung, junto con otras agrupaciones del sector también buscan presentar sus argumentos a la juez. Entre los defensores de Apple también figura la American Civil Liberties Union, que dijo que el gobierno no tiene autoridad para “reclutar a terceros privados como agentes de investigación”.

La Electronic Frontier Foundation respaldó el argumento de libertad de expresión que había planteado Apple, diciendo que los programadores de la compañía no pueden ser obligados contra su voluntad a escribir un código para que el FBI desbloquee el teléfono. Una orden de esa naturaleza sería inconstitucional, expresó el grupo en su presentación.

Estados Unidos sostiene que quiere defender a la gente de los atentados terroristas desbloqueando el teléfono para revisar su contenido. El director del FBI James Comey declaró en una audiencia en el Congreso esta semana que su organismo simplemente pide a Apple que elimine algunas funciones de seguridad. Entre otras posibilidades, los datos de GPS del aparato podrían ayudar a los investigadores a establecer qué hicieron Farook y su esposa, que fue la segunda atacante, inmediatamente después del atentado, ha dicho Comey.

“Básicamente, le estamos pidiendo a Apple que retire el feroz perro de guardia, que nos permita forzar la cerradura”, expresó Comey ante la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes. Agregó que todos deberían comprender cuáles son los riesgos de tener “espacios a prueba de órdenes judiciales” en los que los terroristas y los criminales puedan comunicarse con impunidad.

Salihin Kondoker, cuya mujer resultó herida en el atentado de San Bernardino, escribió que al principio estaba irritado cuando se enteró de la oposición de Apple a la orden judicial.

“Pero, al leer más sobre sus argumentos, he llegado a entender que su batalla es por algo mucho más importante que un teléfono”.

Temas relacionados