16 Feb 2019 - 2:26 p. m.

¿Monopatines Grin dejarán de circular en Ciudad de México?

Aunque el Gobierno de la capital afirma que la empresa perdió su permiso temporal para operar, Grin asegura que tiene sus papeles en regla. ¿Afectará su circulación en Bogotá?

Valeria Cortés Bernal

El pasado 14 de febrero, 190 monopatines eléctricos de la empresa Grin Scooters fueron retirados de las calles de Ciudad de México, la primera ciudad en que comenzó a funcionar este proyecto de micromovilidad. El Gobierno de la capital ordenó enviarlas a un depósito luego de que la empresa perdiera su permiso temporal para circular. 

Según afirman medios locales, Grin incumplió con la entrega de documentos ante la Secretaría de Movilidad de la ciudad (Semovi), que incluían datos de operación, cantidad de monopatines en circulación, ubicación en tiempo real y flujo de viajes. Esta información era necesaria para iniciar su proceso de regulación en México y fue solicitada a empresas similares como Lime, Econduce y Mobike. 

Andrés Lajous, titular de la Semovi, dijo al periódico El Universal que la empresa “quedará excluida de la regulación en un futuro y no operará más en la capital”. 

No obstante, el 15 de febrero, un día después de la incautación, la compañía de monopatines emitió un comunicado asegurando que había enviado la documentación dentro del plazo legal que la Semovi fijó para la entrega de la documentación solicitada, que vencía justamente ese día. 

Según Grin, la Semovi removió su permiso sin notificarle a la empresa a pesar de que el término de ley no había vencido, dejando a los usuarios confundidos y a la espera de saber si los monopatines verdes de uso compartido serán reglamentados en la capital mexicana o no.    

Grin en Bogotá

El caso reabre la discusión sobre la falta de una normativa clara en torno a estas nuevas modalidades de transporte. Y Bogotá no es ajena al debate. 

Grin Scooters llegó a la capital a finales del 2018, luego de anunciar una alianza estratégica con la startup colombiana Rappi. Los monopatines comenzaron a circular en las localidades de Chapinero y Usaquén, específicamente en el área comprendida entre las calles 147 y 82, y entre la carrera séptima y la Autopista Norte.

Lea también Los monopatines eléctricos de Grin llegaron a Bogotá

Omar Oróstegui, Director del programa de veeduría ciudadana Bogotá Cómo Vamos, opina que lo que ocurre en Ciudad de México evidencia una falta de concertación entre ambas partes. Además, asegura que las ciudades no van al mismo ritmo que las nuevas plataformas a la hora de formalizar estas nuevas formas de movilidad, que encuentran en los vacíos legales una oportunidad de negocio. 

“Para esas empresas es mejor pedir perdón que pedir permiso ante la falta de reglamentación. Sin embargo, negar una solución de movilidad no es el camino correcto. Hay que reglamentar para que el estado tenga control y la ciudad no colapse”, asegura. 

Para Oróstegui, Bogotá todavía no tiene como prioridad crear un marco legal para estas plataformas y esto se evidencia en los cientos de “bicitaxis” que proliferan en la ciudad. 

De hecho, hasta el momento la Secretaría de Movilidad no ha buscado reglamentar este tipo de transporte en la capital. En diciembre de 2018 emitió unas recomendaciones para que los usuarios y los peatones puedan transitar de forma segura, entre ellas limitar la velocidad a 20 kilómetros por hora. 

Le puede interesar: 20 kilómetros por hora: máxima velocidad para usuarios de patinetas en Bogotá

El secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, afirmó en ese entonces que "el Código Nacional de Tránsito Terrestre clasifica las patinetas como vehículo, razón por la cual no se pueden estacionar en espacios públicos para peatones, vías principales, puentes, en ciclorutas, a distancias de 30 centímetros de la acera, en curvas o en donde las autoridades de tránsito lo prohíban".  

Hasta el momento, ni la falta de normas ni el caso de los monopatines en Ciudad de México han impedido que Grin funcione en la capital colombiana. La empresa tiene 150 artefactos distribuidos en más de 30 estaciones al norte de Bogotá. 

Comparte: