La NASA quiere llevar a las empresas a la Estación Espacial

También solicitó ideas sobre modelos operativos, estructuras de contratos y otros planes de negocios sostenibles para futuros emprendimientos comerciales a 402 kilómetros (250 millas) por encima del planeta.

Bloomberg

Luego de 15 años como laboratorio de investigación, la Estación Espacial Internacional –ISS por la sigla in inglés- podría estar lista para los negocios.

La NASA solicita ideas al sector privado sobre formas de usar el laboratorio orbital con fines comerciales, en lo que constituye un nuevo intento de los Estados Unidos de crear un mercado en el espacio. La NASA planteó la solicitud como forma de impulsar “nuevos conceptos” para la estación espacial, dado que está claro, según dice, que “las empresas no piensan que puedan pasar directamente a una estación espacial comercial sin seguir aprovechando la ISS para hacer pruebas y ver realmente qué será lo que pueda venderse o dónde podrían surgir problemas”.

“Las compañías comerciales siguen contactando a la NASA para utilizar la ISS de formas que no habíamos imaginado”, dijo la agencia en un posteo de blog que acompaña su solicitud de información (RFI por la sigla en inglés). La solicitud tiene por objeto “determinar el interés del mercado privado en usar las capacidades de la ISS, cuya disponibilidad es limitada”.

La NASA también solicitó ideas sobre modelos operativos, estructuras de contratos y otros planes de negocios sostenibles para futuros emprendimientos comerciales a 402 kilómetros (250 millas) por encima del planeta. “Es una oportunidad de reunir nuevas ideas de personas y sectores sobre oportunidades futuras en la estación espacial”, dijo en un correo electrónico la portavoz de la NASA Tabatha Thompson.

En la RFI, la NASA destacó que por el momento sólo quiere recibir ideas. No tiene presupuesto para contribuir a impulsar ningún proyecto que se proponga ni planea difundirlos. La NASA recibió 11 presentaciones “procedentes de un amplio espectro que comprende particulares, pequeñas empresas y grandes compañías”, dijo en un correo electrónico Sam Scimemi, director de división para el programa de la ISS. Orbital ATK Inc., que tiene un contrato con la NASA para el traslado de suministros a la ISS, confirmó que había enviado información pero se negó a revelar los detalles.

La estación especial es un “emblema” de la forma en que las tecnologías que financia el Gobierno migran al sector privado, dijo Frank Culbertson Jr., presidente de Space Systems Group, de Orbital ATK y ex astronauta de la NASA. En 2001 pasó cuatro meses en la ISS.

“La estación es ahora mucho más accesible como plataforma de investigación y desarrollo para las compañías comerciales”, dijo Culbertson en una declaración. “Como astronauta que vivió en la ISS, me interesa especialmente la investigación humana más allá de la órbita terrestre y el uso de la estación espacial como área de prueba de tecnologías que luego contribuirán a las misiones cada vez más ambiciosas de la NASA en el espacio”.

Temas relacionados

 

últimas noticias