Netflix bloqueará herramientas que permiten violar copyright

Introdujo su servicio a más de 130 países la semana pasada.

Netflix evitará que la gente use otros canales privados virtuales.Bloomberg News

Netflix Inc. redoblará sus esfuerzos por impedir que los abonados vean programas de televisión y películas que no están disponibles en el servicio de streaming en su país, en lo que constituye un guiño a los titulares de copyright que durante mucho tiempo han manifestado su frustración ante el hecho de que los clientes ven de forma ilegal su propiedad intelectual.

Netflix evitará que la gente use otros canales privados virtuales (VPN, por la sigla en inglés) para acceder al servicio como si estuvieran en otro país, dijo la compañía en un blog. Los clientes han usado VPN para acceder a Netflix en países donde el servicio de streaming no está disponible.

Netflix introdujo su servicio a más de 130 países la semana pasada, extendiendo su alcance a todos lados salvo China y tres territorios donde la ley estadounidense le impide operar. Netflix puede ofrecer a sus clientes una versión local del servicio en 190 países, aunque la variedad de la programación disponible puede variar dependiendo de los derechos de licencia en cada lugar.

“En las próximas semanas, los que utilizan proxies y desbloqueadores sólo podrán acceder al servicio del país en el que se encuentran”, dijo en un comunicado David Fullagar, vicepresidente de la arquitectura de entrega de contenido. “Estamos confiados en que esto no afectará a los usuarios que no utilizan proxies”.

Pasarán años antes de que Netflix cree una librería universal debido a la tendencia de las compañías de medios a vender derechos de forma fragmentada. La mayor parte del contenido de Netflix aún es producción de otros estudios. Los analistas estiman que los programas y películas originales representarán menos del 20 por ciento de los US$5.000 millones que Netflix gastará en programación en 2016.

“Se trata de un sistema que está muy fragmentado”, dijo la semana pasada en una entrevista Reed Hastings, el máximo responsable ejecutivo. “Hemos licenciado sólo para Francia o los Estados Unidos. Ahora hemos empezado a movernos. Es probable que pasen de cinco a 10 años hasta que se conformen los catálogos”.