Nintendo regresa a China y se juega su nombre y salud financiera

Switch de Nintendo conserva su popularidad mundial tres años después del lanzamiento, pero el crecimiento se ralentizará en los próximos años en una industria en la que las consolas a menudo se renuevan cada cinco años más o menos.

Switch, de Nintendo, conserva su popularidad mundial tres años después del lanzamiento.Bloomberg

Nintendo Co. y Tencent Holdings Ltd. pronto lanzarán la consola Switch en China. Pero a pesar de todo el reconocimiento de nombres, el poder de la publicidad y la base de seguidores detrás de Switch, es poco probable que el dispositivo despegue rápido en el mercado de juegos más grande del mundo.

Tras recibir bromas por parte de Tencent en una publicación en redes sociales el martes, el inminente lanzamiento de Switch en el país ha entusiasmado a los inversionistas de Nintendo esperanzados por ingresar a un nuevo mercado. Sin embargo, el sector está limitado por el auge de los teléfonos inteligentes, como la plataforma de juego dominante en China, y por la renuencia de los jugadores a comprar consolas a través de canales oficiales debido a su limitada gama de juegos aprobados por Pekín.

Lea: Las alianzas de Nintendo para expandir el horizonte de Switch

Switch de Nintendo conserva su popularidad mundial tres años después del lanzamiento, pero el crecimiento se ralentizará en los próximos años en una industria en la que las consolas a menudo se renuevan cada cinco años más o menos. Entrar en China podría extender su vida útil, pero el primer problema de Nintendo es que los fanáticos en China que podrían haber querido y podrían comprar un Switch probablemente ya tengan uno.

“Muchos chinos compran Switch en Japón y regresan a su país de origen con él”, dijo Hideki Yasuda, analista de Ace Research Institute en Tokio. “Los chinos conocen a Mario, Zelda y Pokémon a través de los medios, y cuantos más ingresos obtienen, más quieren comprar Switch y software”.

En el stand lleno de dispositivos Switch en agosto durante ChinaJoy, la feria de juegos más grande del país, los fanáticos esperaron hasta dos horas para probar títulos como The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Muchos trajeron su propio Switch, ya sea adquirido en el extranjero o en el mercado informal, y solo querían verificar si las versiones chinas de sus juegos favoritos serían diferentes debido a la censura.

Las preocupaciones sobre la influencia potencial de Tencent en el contenido de Nintendo no son infundadas. Dos de los éxitos recientes del gigante chino de internet han sido versiones patrióticas de SimCity y PlayerUnknown’s Battlegrounds, y también ha impuesto límites estrictos de tiempo de juego a los menores, todo en un esfuerzo por apaciguar a Pekín. Nintendo, por su parte, ha dicho que sus juegos están diseñados para la familia y no deberían tener problemas con los reguladores.

“El gobierno chino a menudo cambia las regulaciones”, dijo Tomoaki Kawasaki, analista de Iwai Cosmo Securities Co., al advertir sobre la imprevisibilidad de un régimen que a principios de este año otorgó el permiso a Tencent para distribuir Super Mario Bros en el país.

“Siempre hemos desarrollado consolas de juegos para que los padres puedan estar seguros de dejar que sus hijos jueguen, que sean amigables para la familia y aprobados por los padres”, dijo el director ejecutivo de Nintendo, Satoru Shibata, en ChinaJoy.

Este no es el primer intento de Nintendo de ingresar al mercado. Las ventas oficiales de consolas en China siguen representando una fracción del total de los juegos, ya que los bloqueos regionales y los lanzamientos retrasados de hardware presionan a los jugadores hacia las opciones importadas. Nintendo enfrentó desafíos similares en sus intentos por ingresar a China desde 2003. Trató de vender, a través de una empresa conjunta, su Game Boy Advance, Nintendo 3DS y una peculiar consola portátil exclusiva para China llamada iQue Player. La piratería desenfrenada y los lentos lanzamientos de juegos hicieron que esos productos fueran poco atractivos.

El aumento de los juegos de teléfonos inteligentes coloca un nuevo obstáculo en el camino de Nintendo, ya que la compañía japonesa tendrá que convencer a los jugadores para que compren otro dispositivo portátil. Su biblioteca de franquicias de primera línea como Super Mario ayudará, aunque China ya cuenta con un inventario de títulos imitadores: Let’s Hunt Monsters, un exitoso clon de Pokémon Go, cuya autoría pertenece a su socio Tencent.

Puede escuchar: Razones para no comprar una Nintendo Switch en Colombia

Para Nintendo y Tencent, la venta de consolas Switch en China es solo un componente de una alianza que está creciendo. Se informa que ambas empresas están trabajando en conjunto en juegos para Estados Unidos y China, y Tencent anunció este verano una colaboración con Pokémon Co., con el respaldo de Nintendo.

Por ahora, la compañía japonesa “no cuenta con negocios en China”, dijo Kazunori Itō, analista de Morningstar Investment Services en Tokio. “Nintendo necesita obtener conocimientos técnicos para vender juegos en China” y eligió un buen socio en Tencent en lugar de intentar hacerlo solo.

894109

2019-12-03T14:26:59-05:00

article

2019-12-03T14:31:31-05:00

lucetyc_199

none

Bloomberg.

Tecnología

Nintendo regresa a China y se juega su nombre y salud financiera

65

5510

5575

Temas relacionados