Nokia podría cambiar de nombre

Microsoft efectuará este y otros cambios a partir del próximo viernes.

Faltan apenas tres días para que Microsoft y Nokia cierren finalmente el acuerdo que oficializa la compra de la segunda por parte de la primera, en una transacción que costó un total de 7.400 millones de dólares. Según parece lo primero que hará la compañía encabezada por Satya Nadella es cambiar el nombre de la finlandesa.

De acuerdo a un comunicado enviado por la compañía de teléfonos a varios de sus proveedores y que se filtró hace poco, la división de servicios y dispositivos de Nokia y Nokia Corporation o Nokia Oyj (el equivalente finlandes a “LTC/corporation”) pasará a llamarse de ahora en adelante Microsoft Mobile Oy.

De acuerdo con el mismo comunicado, Microsoft asume todos los beneficios y obligaciones que tenía Nokia con clientes, proveedores y socios. Sin embargo, en el caso de los proveedores, se les pide que mantengan sus servicios para las otras ramas de Nokia que se mantienen intactas como Tecnologías Avanzadas, NSN y HERE Maps, entre otras.

Otros cambios incluidos en el trato de compra que cierra este 25 de abril incluye la gestión de ambas empresas para que activos online como el dominio de Nokia.com y los perfiles de los clientes en las redes sociales de la finlandesa pasen a la propiedad de Microsoft en el plazo de un año.

Por otra parte Microsoft también se quedará con la oficina central de tecnología de Nokia ubicada en China y compuesta por 21 empleados. Sin embargo no se quedará con las instalaciones de manufactura de la finlandesa ubicadas en Corea del Sur y en China, aunque HTC ha mostrado interés por comprar esta última si está a la venta.

El retraso en el cierre del acuerdo entre las dos empresas se debe principalmente a la falta del visto bueno de las autoridades reguladoras de varios países como China donde el obstáculo era el temor a la falta de garantías de los vendedores locales e India por los actuales problemas tributarios que vive el país.

Sin importar que durante los últimos años el poder de Nokia haya caído un poco gracias a la llegada de marcas como Apple y Samsung, la finlandesa sigue teniendo una imagen fuerte en el mercado de móviles, motivo para pensar que la jugada del cambio de nombre podría ser contraproducente para Microsoft que con la compra busca acelerar su penetración en este mundo.
 

Temas relacionados