“Nuestra meta es conectar al mundo”

El vicepresidente de crecimiento de Facebook habla del futuro de las redes sociales en Colombia y Latinoamérica.

Javier Olivan, vicepresidente de crecimiento de Facebook, en las oficinas centrales de la empresa, en Menlo Park, California. / Eduardo Biermann
Facebook arrancó en 2004 como un servicio de red social para estudiantes de la Universidad de Harvard. Desde entonces se ha convertido en una empresa global, con una valuación de más de US$200 mil millones y más de mil millones de usuarios activos. En julio de 2014, Facebook junto con empresas de telecomunicaciones y otros aliados lanzó Internet.org, un esfuerzo para expandir el acceso a la web y desarrollar tecnologías más eficientes y baratas. En una conversación reciente por correo electrónico con editores de “Americas Quarterly”, Javier Olivan, vicepresidente de crecimiento de Facebook, describió cómo le está yendo a la iniciativa en Latinoamérica y por qué la conectividad continúa siendo un reto en la región.

 

¿Cómo podría Internet.org cambiar las vidas de los usuarios en Latinoamérica? ¿En dónde ha observado las mayores brechas en términos de uso?

Hemos puesto nuestros servicios básicos gratuitos a disposición de 500 millones de personas en todo el planeta y los resultados son alentadores: casi siete millones de personas que no estaban conectadas ahora lo están. Nueve de 10 personas en el mundo viven en zonas con posibilidades de conexión a través de redes 2G o 3G, pero apenas un poco más de un tercio de la población mundial tiene acceso a internet. Estos datos nos dicen que, para muchos, las barreras de conectividad son sociales y económicas. Muchas personas simplemente no pueden pagar el acceso a datos, especialmente aquellos que se encuentran en la base de la pirámide económica; y algunos de quienes podrían costearlo no saben por qué querrían acceder a internet.

Si podemos encontrar formas de ofrecer un acceso gratuito a servicios básicos como mensajería, Wikipedia y motores de búsqueda, esto permitirá que esta población entre en contacto con la red y así entienda por qué es valiosa para ellos. Es por esto que hemos lanzado Internet.org. Con esta aplicación, la gente puede navegar una serie de servicios sin costo relacionados con la salud, información local y empleo. Esperamos que, ofreciendo servicios básicos de forma gratuita, más personas se conecten y así podamos ayudarles a descubrir aspectos valiosos que no habrían aprovechado de otra forma.

 

¿En dónde ve Facebook el mayor potencial de crecimiento en conectividad para la región?

Hay mucho espacio de crecimiento en Latinoamérica. Tomemos por ejemplo el caso de las tres naciones más grandes, Brasil, México y Argentina, que tienen una población combinada de 365 millones de personas y 171 millones de usuarios mensuales de Facebook. Un estudio reciente de Internet.org reveló que sólo el 46,7% de la población en el continente está en línea actualmente. Esto implica que aún hay grandes retos para la conectividad en toda la región. Nuestra meta es conectar al mundo, no sólo con Facebook, sino con la internet como un todo.

En enero dimos nuestro primer paso para acelerar el crecimiento de internet en Latinoamérica con el lanzamiento de una serie de servicios básicos gratuitos a través de Internet.org en Colombia, que incluyen información de salud del sitio 1doc3, AccuWeather, AgroNet (plataforma de información agrícola) y Wikipedia. Hicimos esto en conjunto con el gobierno del presidente Santos y con nuestros aliados de Tigo.

 

¿Cuál es el futuro de Facebook en la región a medida que internet se vuelve un servicio más accesible y el panorama del marketing de las redes sociales cambia?

Como industria, estamos trabajando duramente junto con nuestros socios en el sector de telecomunicaciones para llevar conectividad a todos en la región. Estamos planeando el lanzamiento de Internet.org en otros países, además de Colombia. A medida que la red se vuelve más accesible, más personas tendrán acceso a la información y a herramientas para hacer crecer sus negocios.

En los últimos 10 años Facebook se ha estado adaptando al comportamiento de la gente, pasando de ser un servicio basado en computadores de escritorio a una compañía móvil. Por ejemplo, sabemos que en muchas partes de Latinoamérica las personas aún dependen de teléfonos celulares simples, así que diseñamos una versión ligera de nuestra aplicación para que pudiera funcionar en estos dispositivos. Otro buen ejemplo es Paraguay, en donde lanzamos Facebook en guaraní, una lengua indígena que aún es hablada por un porcentaje significativo de la población.

Para la mayoría de personas que apenas se están conectando a internet, Facebook es una de las primeras experiencias que tendrán en este medio. Eso es simplemente porque sus amigos y familiares ya están en la plataforma y así es más fácil para ellos conectarse y compartir. Facebook no sólo facilita este tipo de conexiones, sino que cada vez es más utilizado por los gobiernos para entrar en contacto con sus ciudadanos.

 

¿Cuáles son los retos para el alcance de Facebook en la región? ¿La privacidad y la seguridad electrónica representan preocupaciones? ¿Cómo están utilizando el servicio los latinoamericanos?

El verdadero reto es que demasiadas personas no cuentan con conexión en la región. Si la gente no tiene acceso a planes de datos móviles, entonces no se están conectando a nuestro servicio, o a cualquier otro en la red. Vemos los beneficios que internet puede traerle a la gente a través de la posibilidad de conectarse con la información y sus amigos y familia. Si la mayoría del mundo no tiene acceso a esto, entonces todos perdemos.

La privacidad es nuestra mayor prioridad. Darle control a la gente sobre lo que comparte es algo que está en el corazón de lo que hacemos. Pensamos en la privacidad desde que empezamos a construir un producto hasta que es lanzado. Sabemos que la gente sólo confiará en Facebook en la medida en que hagamos un buen trabajo protegiendo su información.

Una de las cosas impresionantes de Latinoamérica es la velocidad con la que Facebook está transformando la vida de las personas. Los latinoamericanos, extrovertidos y sociales por naturaleza, han asimilado Facebook al punto de que, en algunas partes, el servicio es un sinónimo de internet. No es una coincidencia que el español fuera el segundo idioma en el que funciona la plataforma y en apenas unos años Brasil se convirtió en una de las comunidades más grandes en el sitio, con 92 millones de personas usando el servicio cada mes, la mayoría desde sus dispositivos móviles. Desde Ciudad de México, hasta Buenos Aires, hemos visto que la mayoría de personas están en línea a través de Facebook compartiendo información importante para ellos, informándose y haciendo negocios.

 

¿Las restricciones gubernamentales han afectado a Facebook en Latinoamérica de la misma forma que ha sucedido en otros lugares? ¿Cómo enfrenta esos retos la empresa?

Los principales obstáculos para la conectividad en Latinoamérica son las restricciones económicas y la falta de conciencia. Internet.org se enfoca en ambos temas, mejorando así la vida de millones de personas en la región. Hasta ahora, hemos llevado la iniciativa a Colombia en conjunto con el gobierno y, más recientemente, a Guatemala. Esperamos continuar con otras naciones del continente.

 

Las redes sociales son vistas, en su mayoría, como una herramienta para quienes ya tienen alfabetización digital, como pobladores urbanos, estudiantes y profesionales jóvenes, entre otros. ¿Cómo pueden llegar estos servicios a una población más amplia?

Hoy, internet representa a un tercio de la humanidad. Pensamos que debe representarnos a todos. Dos tercios del mundo no tiene acceso a la red y el crecimiento no está sucediendo tan rápido como debería. Cuando más de cuatro mil millones de personas no pueden acceder a la web, entonces a todos nosotros nos roban de nuestras ideas y potencial.

Internet nos conecta con nuestros amigos y comunidades, pero también es la base de la economía del conocimiento y un camino para ofrecer servicios financieros básicos y de salud, así como herramientas educativas. Cuando todos puedan participar de la economía global del conocimiento, todos nosotros podremos beneficiarnos de las ideas y la productividad que ellos contribuyen al mundo.

 

En los 90 no hubiéramos podido imaginar el alcance de Facebook y otras empresas exitosas en internet. ¿Cómo cree que serás estás compañías en 20 años?

Prefiero pensar en términos de cómo serán los productos en el futuro y no las compañías que los hacen. Los productos y servicios que serán exitosos serán aquellos que permitirán mejores formas de conexión entre las personas, como sucede hoy en día. Espero con anticipación poder ver las innovaciones que permitirá a la gente compartir experiencias de nuevas formas. Y en Facebook esperamos ser una gran parte de esto.

 

* La versión completa de esta entrevista fue publicada en la edición Primavera 2015 de la revista “Americas Quarterly” (www.americasquarterly.org). Traducción: Santiago La Rotta.

Temas relacionados