En Nueva York estará el primer parque subterráneo del mundo

Escondido en el subsuelo de lo que alguna vez fue un mercado en el sur de Manhattan, se espera construir Lowline, el primer parque bajo tierra del mundo.

El parque abrirá sus puertas entre 2020 y 2021. / EFE

La idea nació en 2011 de mano del arquitecto y exingeniero de la NASA James Ramsey, quien vio en la abandonada estación de tranvías del Bajo Manhattan el lugar perfecto para construir este bosque vanguardista, con un costo aproximado de US$70 millones.

Las obras empezarán en otoño de 2018, cuando el actual propietario del espacio, la Autoridad Metropolitana de Nueva York, ceda la licencia del lugar. Si todo marcha bien, el parque abrirá sus puertas en 2020.

Mientras eso pasa, ya está funcionando una pequeña réplica, ubicada en un espacio cerrado y oscuro, para que la gente pueda apreciar hasta 3.000 tipos de plantas distintas, con el fin de saber cuáles crecen mejor bajo tierra.

Para mantener con vida toda la vegetación de Lowline se usarán fibras ópticas y espejos que consiguen filtrar la luz solar desde la azotea del edificio hasta las plantas del interior. De esta manera, estas podrán absorber la luz suficiente para hacer su fotosíntesis naturalmente.

Temas relacionados

 

últimas noticias