Las nuevas joyas de Huawei

La marca china puso en el mercado dos nuevos equipos de gama alta: el P8 y el P8 Max, dos teléfonos que les darán la pelea a Apple y a Samsung.

Richard Yu, CEO de Huawei Consumer, abrió la presentación de los P8. Resaltó la evolución de la marca desde el estreno del P1 en 2012 en Las Vegas. / Edwin Bohórquez

Las épocas en que los chinos se dedicaban sólo a fabricar llegaron a su fin. O esa, por lo menos, es la imagen que quiere proyectar la multinacional Huawei, dueña de la red de infraestructura de telecomunicaciones más grande de China y que en Colombia viene creciendo como espuma, poniendo contra las cuerdas a Ericcson, Nokia y Alcatel Lucent. Su apuesta de ser sólo maquiladores pasó de moda, ahora ellos son los innovadores y eso es lo que quieren mostrar con su creciente unidad de negocios de celulares y sus nuevos teléfonos inteligentes, lanzados en Londres frente a unos 1.100 asistentes, 600 de ellos periodistas de los cinco continentes, de 30 países.

Lo hicieron en Londres, porque se trata de decirle al mundo que son capaces de ofrecer productos con un alto nivel de diseño, óptimo desempeño y a precios muchísimo más bajos que los de las marcas que hoy tienen los primeros lugares de ventas en el mundo, o son por lo menos los más emblemáticos, como Apple y Samsung.

Estos móviles vienen en colores champagne, oro, titanic y negro carbón. La pantalla de los dos equipos es más luminosa que la del Samsung S6 y el IPhone6, y es una de las más avanzadas del mercado, dijeron sus creadores. Tiene mejores contrastes de luz, la información que cabe en ella es mayor, la calidad de las selfies es tan buena como la de las fotos que resultan de la cámara principal. Trae un optimizador del foco y el zoom es tan acertado que incluso toma mejores imágenes cuando se le aplica que el iPhone6, aseguraron. Es de 13 megapixeles su cámara, 32% más de brillo y las imágenes son tan buenas porque andan en un procesador independiente, reduciendo todos los problemas típicos en la exposición, el balance y el contraste de colores.

El teléfono es el más delgado de la familia de celulares de Huawei. Viene con una tapa protectora inteligente que le permite visualizar información en una pequeña ventana externa sin necesidad de abrirla. Se ve bien y además permite hacer las llamadas sin tocarla. Eso para el P8. El P8 Max, que es más grande y entra en la categoría de phablet, viene con un Smart Cover que deslumbra: tiene varios orificios por donde salen destellos de luz, básicamente es un forro magnético pero de cuero.

Los dos equipos procesan con un paquete de ocho núcleos y su batería, en el P8, dura hasta 2,3 días si se bloquean las aplicaciones que más consumen energía. Es de 2.600 miliamperios y con un uso constante aguanta hasta día y medio, advirtió la marca. El P8 Max, que es más grande que el iPhone 6 plus, viene montado con una batería de 4.360 miliamperios y dura con uso regular 2,23 días.

A Colombia llegará el P8 entre julio y septiembre de este año, pero no está confirmado el arribo del P8 Max. Y de precios, por ser la presentación en Europa, se habló en euros. El menor de la familia, el P8, en 499 y 599 euros su versión de lujo. Y el Max en 549 y 649 en su categoría más premium. Eso quiere decir que, al cambio de hoy, la nueva joya de Huawei está por los $1'500.000. Mucho más bajo que sus directos competidores, que se venden sobre $1'900.000 y hasta los $2'500.000.

Creatividad infinita

Huawei logró el año pasado crecer 32% en ventas de celulares en el mundo, con despachos de 75 millones de unidades. En Colombia sumaron 1,9 millones, lo que indica que los compradores hicieron que un tercio de las ventas del norte de Latinoamérica, que son México, Venezuela, centro América y el Caribe, Ecuador y Colombia, se generen desde el país. El porcentaje del mercado es de 15,3%, según GFK. Están entre el top tres de ventas de celulares, tan sólo superados por Samsung y Alcatel, y el mercado local es tan bueno que Colombia está en el top 10 de los países en donde se tiene mayor participación.

“Los ingresos totales del grupo alcanzaron los 288,2 billones de yuanes (US$6,5 billones), un aumento de 20,6% desde 2013, y el beneficio neto registró CNY27,9 billones (US$4,5 billones), con un incremento de 32,7% frente al año anterior”, detallan las cifras de la casa matriz, en China. “Nuestro fuerte crecimiento de ingresos en el año 2014 se puede atribuir a nuestro enfoque continuo en la estrategia de conectividad para brindar banda ancha, mientras que el aumento del beneficio se deriva de la gestión racional y mejoras en la eficiencia global”, detalló Ken Hu, vicepresidente de la Junta Directiva y CEO, en el comunicado de prensa.