Jorge Barón: 50 años haciendo el Show... de las Estrellas

hace 1 día

¿Para qué sirven las enormes pantallas que Google quiere integrar en los vehículos?

Durante el Google I/O, esta compañía tecnológica realizó una exhibición de su apuesta para la movilidad del futuro, un asistente virtual al interior del vehículo listo para satisfacer las necesidades de los conductores.

Diego Ojeda - El Espectador

Una enorme pantalla al interior de un carro Polestar 2 llamó la atención de los asistentes al Google I/O 2019, evento que reúne a los principales desarrolladores y fans de esta compañía tecnológica. En apariencia, este dispositivo, cuyo propósito se concentra en atender las órdenes del conductor, luce como una tablet de exageradas proporciones ubicada en el tablero del vehículo.

El Espectador pudo probar el funcionamiento de este desarrollo tecnológico. Solo con decir el comando “Ok, Google”, el asistente comienza a escuchar las indicaciones del conductor, que pueden ser: “llévame a la oficina”, “reproduce música en Spotify”, “llama al celular de mamá”, “¿qué eventos tengo hoy en mi agenda?” o, “envía un mensaje a Carlos Gómez y dile que llegaré 10 minutos tarde”. 

Le puede interesar: El nuevo Android Q y otras noticias que deja el primer día del Google I/O

Una de las características que más resalta de este vehículo es que donde convencionalmente se muestran los medidores de velocidad y combustible, hay una segunda pantalla que puede mostrar al usuario un mapa con la ruta que debe tomar para llegar a su destino. 

El propósito de integrar este tipo de pantallas en los vehículos, según Google, es que el conductor pueda mantenerse enfocado, pero a la vez entretenido, mientras realiza su trayecto. 

El precio promedio de un Polestar 2, en Europa, está entre los 40.000 y 60.000 euros, es decir, entre 147 y 220 millones de pesos colombianos. 

Le puede interesar: Llantas con musgo, ¿la tecnología que anticipa el futuro de los neumáticos?

No obstante, existe un modelo más accesible al público que permite instalar, en un seleccionado catálogo de vehículos de marcas como Nissan, Hyundai y KIA, entre otros, una pequeña pantalla con funciones similares. Este dispositivo tiene integrado Android Auto, la aplicación con la que Google busca mejorar la experiencia de conducción y cuya actualización fue anunciada en el I/O. Ahora tiene la posibilidad de operar en modo oscuro y funcionar con un mejor desenvolvimiento al momento de cumplir las asignaciones impartidas por el conductor.

A simple vista, las diferencias con el Polestar se concentran más en diseño que en funcionamiento, es decir, ya no son dos pantallas sino una sola y más pequeña, manteniendo funciones como reproducción de música, guía de viajes y asistente de llamadas.

Pero la democratización de un asistente virtual para conductores va más allá. Si las anteriores opciones resultan ser de difícil acceso, Google permite a los usuarios disfrutar de estos servicios mediante su teléfono celular. Los interesados pueden descargar la aplicación Android Auto o activar, en sus celulares Pixel, el modo conductor.

Los retos en la movilidad del futuro

Google no es el único participante en desarrollos tecnológicos que puede beneficiar la experiencia de conducción. Desde hace algún tiempo,Tesla integra opciones bastante similares en sus autos eléctricos, como es el caso del Tesla Model 3.

Le puede interesar: Modelo 3 de Tesla debuta en Europa

Sin embargo, el entretenimiento y demás servicios a la hora de manejar no son las únicas apuestas en materia de movilidad del futuro. Aspectos, como la conducción autónoma, también son protagónicas en esta materia.

Incidentes, como el accidente de tránsito en el que un vehículo autónomo de Uber atropelló a una mujer en Arizona, Estados Unidos, hacen que la seguridad se convierta en uno de los principales puntos al momento de debatir sobre la movilidad del futuro, además de otras tecnologías como llantas que usan musgo para su funcionamiento, o el papel que jugarán las ciudades inteligentes en esta materia. 

*Enviado al Google I/O.