¿Por qué Apple compró a Texture?

Aunque no se conoce el monto de la operación, la compañía busca nuevas líneas de negocio, así como una posible cercanía con algunas de las casas editoriales más grandes del mundo.

Eddy Cue, vicepresidente de operaciones mediáticas de Apple.Bloomberg

Apple anunció este lunes que comprará Texture, una aplicación que permite acceder al contenido de revistas a cambio de una mensualidad de US$10.

De entrada, el sólo hecho del anuncio es particular, pues Apple no suele comentar o hacer demasiado públicas este tipo de compras y, por otro lado, la compañía ya tiene su propio servicio de información bajo la sombrilla de News.

Aunque no se conoce el monto de la transacción, quedan claras dos cosas, si se quiere. La primera, y más evidente, es que la empresa busca diversificar su oferta de productos y servicios. Una de las líneas de negocio en la que más crece Apple es, justamente, la oferta de contenido como su servicio de streaming de música, que hoy tiene 38 millones de suscriptores pagos, más ocho que disfrutan de pruebas gratuitas, y que compite directamente contra pesos pesados como Spotify, por ejemplo.

Texture, que arrancó sus operaciones en 2009, es propiedad de una firma de capital de riesgo (KKR) y de un consorcio que representa a las publicaciones cuyo contenido se despliega en la aplicación. 

Por estos lados podría residir la otra razón que impulsó la compra de Texture: la cercanía y el roce con casas editoriales como Condé Nast, Hearst y News Corp, todas poderosas empresas, con un vasto universo de contenido.

Ahora, esta cercanía es interesante, pues cada vez más las compañías de tecnología son productoras de hardware y software, pero también de contenido editorial; o sea, cada vez se transforman más en medios, así se resistan a ser definidas de esta forma.

Por ejemplo, este lunes, Eddy Cue, el vicepresidente de Apple que supervisa la rama de producción de contenido, aseguró que la empresa no está pensando en adquirir Netflix ni Walt Disney cuando se le preguntó sobre una posible adquisición durante una conversación en el marco de la conferencia South by Southwest en Austin, Texas. El ejecutivo señaló que Apple no ha realizado grandes adquisiciones en el pasado, y dijo que la compañía apunta a producir un menor número de shows de calidad en lugar de enfocarse en la cantidad.

Apple contrató veteranos de la industria del cine y la televisión para crear videos originales y competir con Netflix y Amazon.com Inc. En junio, Apple entró formalmente en el sector al traer a Jamie Erlicht y Zack Van Amburg, un par de ejecutivos de Sony Pictures TV. Cue dijo el lunes que el equipo de video, que depende de él, tiene 40 personas y que pasó dos años buscando al director adecuado del grupo.

La cercanía con los medios impresos podría ayudar a Apple a contratar o utilizar escritores y productos de estas casas editoriales para impulsar su propia producción de contenido audiovisual. No es una apuesta descabellada: la idea para el guion de Argo provino de un artículo de Wired. La película ganó tres premios Oscar: mejor cinta, guion adaptado y montaje. 

“Estamos comprometidos con el periodismo de calidad a partir de fuentes confiables y en permitir la producción de hermosas y atractivas historias a los usuarios”, dijo Cue a través de un comunicado.

Tras su espectacular trayectoria desde que hace una década lanzó el iPhone y se transformó en la mayor compañía del mundo en valor bursátil, Apple enfrenta el desafío de seguir creciendo.