Reaparecen las populares caseteras de los años 80

It´s OK es el primer reproductor de cassette que implementa tecnología bluetooth 5.0, esto permite que sus usuarios escuchen música con auriculares inalámbricos. Existen otras apuestas similares en el mercado.

El equipo detrás de este desarrollo le apuesta al romanticismo que generaba escuchar música en una casetera en los años ochenta.Cortesía de NINM Lab

 

Inspirados en el icónico reproductor de música que Sony presentó en el año 1979, el Walkman, un equipo de diseñadores chinos desarrolló un artefacto que impacta la nostalgia de quienes recuerdan con amor los años ochenta, pero con tecnología del siglo XXI.

El reproductor de música It´s OK se denomina a sí mismo como el primer reproductor de cassette con tecnología bluetooth 5.0, esto se traduce en que el usuario puede disfrutar de la música utilizando auriculares o parlantes inalámbricos.

Le puede interesar: La evolución del Walkman

Lo anterior es una opción, ya que esta cassetera también es compatible con los auriculares convencionales gracias a su puerto de entrada de 3.5 milímetros. 

“It's OK es el primer reproductor de casetes del mundo que utiliza la tecnología Bluetooth 5.0. En comparación con la generación anterior, Bluetooth 4.2, la velocidad de transferencia y el volumen de Bluetooth 5.0 es más rápida y mayor. Además, la distancia de transferencia ha mejorado, extendiendo el rango de recepción de It's OK para brindarle más comodidad al disfrutar de la música romántica”, comunicó Ninm Lab, el equipo detrás del desarrollo de este producto.

Otra de las características de este dispositivo es que graba sonidos de forma análoga. Para esto, el usuario deberá introducir en la casetera un cinta en blanco, oprimir el botón de ‘grabar’ y acercar el micrófono incorporado del artefacto a la fuente de sonido. 

La compañía entrega este producto con una cinta en blanco que le brinda al usuario 60 minutos de grabación. La intención de esta funcionalidad es que las personas, al tener una limitación de tiempo, puedan grabar en esa hora cosas que son verdaderamente significativas para atesorarlas o coleccionarlas.

Lea también: El trabajo en el que pagan por crear playlist de música

El It´s OK tiene cinco botones (reproducir, avanzar, retroceder, detener y grabar) y funciona con un par de baterías AA. El sonido que reproduce es monoaural, reforzando así la esencia clásica del primer Walkman.

En cuanto a su diseño, las medidas de este artefacto son de 118 milímetros de ancho, por 84 milímetros de alto y 33.5 milímetros de espesor. Su peso es de aproximadamente 152 gramos, sin baterías.

Otra de sus características físicas es que emplea el plástico como material de fabricación, viene en tres colores (rosa, blanco y azul) y parte de su cubierta es transparente, para que la persona pueda ver cómo la cinta da vueltas mientras se reproduce. 

La compañía asegura que hace envíos a todo el mundo. El precio de este dispositivo ronda los US$63 y US$75.

 

Lo retro está de moda

 

Esta no es la única apuesta musical que busca rescatar formatos del pasado. En el mercado existen otros reproductores similares, como el elbow, que a comparación del It´s Ok integra un diseño más moderno y minimalista. Sus dimensiones permiten que el usuario lo lleve sostenido de su correa o del bolsillo de su camisa o chaqueta.

A diferencia del It´s Ok este no graba sonido ni integra tecnología bluetooth.

El disco de vinilo es otro formato que que ha revivido en el siglo XXI; en Colombia, artistas como Maluma, y agrupaciones como ChocQuibTown, han lanzado al mercado álbumes completos con esta caracteristicas. 

Hay tiendas en las que se pueden encontrar reproductores de vinilo con diseños y tecnología moderna, algunas tornamesas incluso incorporan conectividad bluetooth.