El teléfono fue presentado este martes en el país

Reseña del Note 8 de Samsung: bueno, bonito y costoso

Una gran pantalla, además de un buen aprovechamiento de las posibilidades del “stylus” que trae integrado, los puntos más destacables.

El Note 8 llega tiene 64GB de almacenamiento interno en su modelo de entrada. Se puede extender mediante tarjeta microSD. / Cortesía - Samsung

El nuevo Galaxy Note 8 es el mejor celular Samsung de la historia. Esto es lo que dicen los directivos de la empresa cuando reconocen que este dispositivo combina las características más apreciadas del Galaxy S8, en temas como diseño, procesador y protocolos de seguridad de la batería, con las herramientas propias y mejoradas de la tradicional serie Note.

Elementos como la pantalla infinita, la doble cámara de alta resolución, la carga rápida e inalámbrica y el lápiz digital ultra sensible son algunos de los componentes que convierten al Galaxy Note 8 en uno de los mejores dispositivos Android del momento. Sin embargo, su lector de huella dactilar, su tamaño y, sobre todo, su precio ($3’499.000) son puntos que hacen que este teléfono no sea para todo el mundo.

Pero vamos por partes. El lanzamiento de la nueva versión del Galaxy Note es un hito en el mercado de los teléfonos inteligentes, porque pretende borrar el rotundo fracaso de su antecesor, el Note 7, retirado en todo el mundo por las fallas de algunas de sus baterías. Y, al tiempo, porque quiere consolidar a Samsung como la compañía líder en la venta de phablets, una línea de producto que mezcla la comodidad del celular con las posibilidades de las tabletas.

Este dispositivo, introducido en agosto pasado en Nueva York, tiene como propósito recuperar la confianza de los usuarios de la serie Note: profesionales de la imagen, diseñadores, ilustradores y artistas, y conquistar una audiencia más amplia, enfocada en la producción y creación de contenidos, no necesariamente gráficos, sino documentos escritos o fotografías semiprofesionales.

S-pen y comando aéreo

El lápiz digital de alta precisión, característico de la serie Note, viene reforzado. Ahora cuenta con una punta más fina, del tamaño de un mina de 0,7 mm, reconoce más de 4.000 niveles de presión y, según DJ Koh, presidente del Negocio de Comunicaciones Móviles de Samsung, es el stylus más inteligente del mercado.

Dentro de las varias funcionalidades que tiene hay algunas que vale la pena resaltar y agradecer. La primera es la traducción automática y en tiempo real, disponible en 72 idiomas, de cualquier palabra o frase con solo acercar la punta del stylus a la pantalla del celular. Hay que aclarar que para que funcione es necesario estar conectado a internet, porque el servicio nace de una alianza con el traductor de Google. También se pueden realizar conversiones de monedas o de unidades de medida.

La segunda es Live Message, una aplicación que permite hacer mensajes animados para compartir en redes sociales. Aunque esta función puede parecer un poco inútil y caprichosa, puede despertar la creatividad de los usuarios y convertirse en una herramienta de creación de contenidos, ideal para esta época de gifs y memes.

Quizá la más novedosa es la posibilidad de escribir con el celular bloqueado. Solo hay que sacar el stylus y la pantalla se activa, permitiendo tomar más de 100 páginas de apuntes, que se guardan en las notas del celular o se pueden poner como fondo de pantalla para recordar tareas urgentes. Una limitación de esta herramienta es que lo que se escribe en la pantalla apagada no se puede transformar a letras convencionales de Word, por ejemplo, y en ese sentido es más difícil hacer modificaciones.

El S-pen, además, tiene una aplicación para ampliar un fragmento de la pantalla que funciona como una lupa con varias opciones de zoom, diseñada con el objetivo de fijarse en pequeños detalles de una fotografía o un documento. También hay una función que hace las veces de pequeña ventana emergente, algo así como una pestaña minimizada, y otra herramienta interesante que permite la selección inteligente de fragmentos específicos de la pantalla. El “stylus”, acompañado de aplicaciones de diseño, es un buen juguete para dibujar y colorear como en la vida real.

Doble cámara trasera

La combinación de un lente gran angular con 12 megapixeles de resolución y apertura f/1,7 y de un lente teleobjetivo, también de 12 megapixeles, pero con apertura de f/2,4, hace que las fotografías tomadas por el Galaxy Note 8 sean algunas de las mejores en el mercado.

La unión de estas dos cámaras traseras, acompañada del doble estabilizador óptico de imagen, deja jugar con los contrastes entre el protagonista y el fondo, y ayuda a que las fotografías en movimiento no pierdan el foco ni bajen su calidad y nitidez por movimientos involuntarios.

La doble cámara tiene la función de enfoque dinámico que permite capturar dos imágenes simultáneas con un solo disparo, una con un plano cerrado y otra con uno más abierto. La cámara delantera, por su parte, tiene un sensor de ocho megapixeles y detección de rostro. En condiciones de baja luz mantiene la calidad y la nitidez y alcanza estándares semiprofesionales.

Sin embargo, la ubicación del lector de huellas dactilares, al lado de las dos cámaras traseras, es difícil y poco práctica. Aunque funciona bien, no se puede acceder al sensor con un movimiento natural y las cámaras tienden a ensuciarse. El teléfono también tiene lectura de iris y reconocimiento facial. Sus resultados no siempre son óptimos.

Pantalla infinita

La pantalla de 6,3 pulgadas, con resolución de 2.940 x 1.440 pixeles y la tecnología Super Amoled, permite ver más y desplazarse menos. Sin embargo, hay varias tareas cotidianas que, debido al tamaño -es el celular más grande de todos los Note- son casi imposibles de hacer con una sola mano y eso limita y condiciona su uso. No es para todos los usuarios, definitivamente.

El hecho de no tener bordes ni botón de inicio hace que manipular el equipo no sea incómodo, pero a la hora de llevarlo en el bolsillo o sacarlo en un lugar público, su tamaño llama la atención. Un punto a favor en este aspecto es que la reproducción de contenidos en 4k o la función de dividir la pantalla en dos son mucho más interesantes y útiles por el tamaño mismo de la pantalla.

Batería, resistencia al agua y Bixby

La batería del Note 8, de 3.300 mAh, aguanta bien la jornada laboral y tiene una duración promedio de 17 horas y media; no se calienta y la carga rápida e inalámbrica funciona sin ningún problema. Sin embargo, es 200 mAh menor que la del Note 7 y la del Galaxy S8 plus.

El teléfono también tiene resistencia al agua con certificación IP68, y puede sumergirse hasta metro y medio de profundidad durante media hora.

El nuevo dispositivo de Samsung tiene, además, 64GB de almacenamiento en su modelo base, ranura para tarjeta microSD y su asistente personal “Bixby” funciona relativamente bien. Por ahora no está disponible en español, pero en inglés se puede usar para activar la cámara, hacer publicaciones en redes sociales y otras tareas que mejoran la experiencia de los usuarios. Por ejemplo, Bixby tiene la capacidad de convertir los datos personales de una tarjeta de presentación física en un contacto del teléfono con solo tomar una foto.