La robot-vendedor que no convence a los japoneses

La máquina, supuestamente realista, debería informarle a los clientes qué puede comprar en centro comercial de Tokio.

Desde la semana pasada una empleada robot empezó a trabajar en los exclusivos grandes almacenes Mitsukoshi, en Japón. A lo lejos Aiko Chihira parece una trabajadora incansable que ofrece explicaciones detalladísimas sobre los 12 pisos de la tienda principal y sus eventos.

Pero la verdad es que no es muy buena conversadora. Aunque habla japonés con fluidez –incluso con lenguaje de señas para sordos– no logra responder satisfactoriamente a las preguntas de sus clientes. Chihira es un robot humanoide de tamaño natural e imagen realista, no conversacional, instalado en el centro comercial desde el 5 de mayo.

La historia la publica la revista Scientific American en un artículo donde se explica la invención de Toshiba, presentada en 2014, solo emite información en japonés, pero puede también hablar y cantar en otros idiomas.

" Lo que distingue a Chihira de los otros robots –aparte de su falta de habilidades interpersonales– es su aspecto humanoide. Vestida con un kimono y sandalias japonesas tradicionales, fue creada para parecerse a una mujer japonesa genérica de unos 30 años. El detalle en su cara y manos es impecable. De lejos uno la podría confundir con una persona. Sin embargo, cuando empieza a moverse, enseguida se nota que es una máquina. Incluso entre el personal excesivamente formal y bien entrenado de la tienda de lujo, sus docenas de motores convierten sus movimientos en netamente mecánicos. Su cabeza y torso se mueven a derecha e izquierda (también puede inclinarse) y sus brazos parecen deslizarse sobre planos definidos. Ciertamente habrá un largo camino antes de esta agradable y corpórea C-3PO sea confundida con un ser humano", dice la publicación.

Aunque muchos clientes del centro comercial se detuvieron a observar a Chihira y algunos parecían impresionados por su fisonomía realista , la mayoría concluyó que la robot aún no está preparada para relevar a su competencia de carne y hueso.


Vea la nota completa haciendo clic aquí

Temas relacionados