Note 9

Samsung y la joya de la corona

Un celular, que incluye un lápiz inteligente que sirve de control remoto, y un reloj que busca cuidar su salud, los anuncios de Samsung en Nueva York.

DJ Koh, CEO de Samsung Electronics, durante la presentación del teléfono en Nueva York. / AFP

El 15 de marzo del 2013 Samsung ejecutó, milimétricamente, una estrategia que tenía mucho de fondo y de forma. Ese día, en las calles de Nueva York, más precisamente en Manhattan, la compañía coreana lanzó el que sería el teléfono del momento. Se trataba del S4 y, no menos importante, se trataba de un anuncio en la tierra de Apple, la otrora reina del negocio. Las pantallas de Times Square anunciaban el evento con expectativa. A unas pocas calles de allí, en el Radio City Music Hall, con bombos y platillos, los coreanos hacían lo suyo y se ponían en boca de todos: de los analistas, de los consumidores y de los competidores.(Lea Así es el nuevo Galaxy Note de Samsung)

El mercado no paró. Sucedió que algunos fabricantes salieron del negocio, otros crecieron con fuerza. Lo cierto es que cinco largos años pasaron y, una vez más, los coreanos aparecieron en la publicidad de Times Square. En Nueva York, pero esta vez en Brooklyn, en el Barclays Center —un estadio con capacidad para más de 10.000 espectadores—, Samsung presentó el que es considerado el equipo de más alto valor de todo su portafolio: el Galaxy Note 9. Un anuncio que se enfrenta a varias cartas de la competencia que están echadas: Apple tiene pendiente su lanzamiento anual y Huawei, de acuerdo con cifras de IDC, ya se convirtió en el segundo fabricante de smartphones en el mundo.

¿Qué tiene para enamorar el Note 9? La cosa se podría contar así: su lápiz, conocido como Spen, está de lujo. Para una de las versiones, viene de color amarillo y deja de ser un accesorio que solo servía para escribir y se convierte en un control remoto. Está albergado en la esquina inferior derecha del celular, se enlaza vía Bluetooth, solo necesita 40 segundos de carga —que se realiza cuando está dentro del celular— para usarlo 30 minutos ininterrumpidamente sobre la pantalla del Note; permite tomar fotos a distancia presionando uno de los botones que trae en el cuerpo este delgado lápiz, controlar presentaciones de Power Point, iniciar y parar videos y, por supuesto, todas las funcionalidades de escritura de las que goza su predecesor.

Esta es una pieza clave para este celular pues, de acuerdo a las cifras presentadas por la misma compañía, el 64 % de los compradores de este equipo son leales a él por lo que significa el Spen en un teléfono. Y si sirve para las tradicionales operaciones madre, quiere decir que también lo hará para las aplicaciones pensadas en este teléfono inteligente que, advirtió el fabricante, estarán disponibles en los próximos meses una vez los desarrolladores lo integren con sus nuevas propuestas de contenido disponibles en la tienda. Es atractivo, sin duda, pues desde él, con tocar una vez su botón, activa la función de cámara de fotografía, una vez tomada la imagen, con un toque más va a la imagen siguiente y con dos toques, a la anterior.

Una petición escuchada por este fabricante fue la de la batería. Los 4.000 miliamperios (un 21% más que el Note 8), con los que viene, dice Samsung, cumplen con la necesidad de tener un celular con batería para todo el día. Pero eso, siendo realistas, dependerá siempre de qué tanto uso se le dé al equipo, qué tipo de información esté procesando, si solamente se usa para mensajería instantánea, redes o, al contrario, hay que trabajar en un documento profesional que pide más recursos. Variará si se está haciendo una transmisión en vivo, si se está conectando con el computador o si se está jugando, exigiendo la carga de gráficas en alta calidad.

Para que rinda, es necesario un procesador de potencia. Note 9 trae uno Octa Core de 10 nm, y aunque puede diferir del mercado en el que se venda, su versión más sólida es compatible con velocidades de red hasta de 1,2 gigabits por segundo. Ideal para quienes necesitan no solo descargar contenidos, sino transmitir en vivo, algo muy de moda en la era de las redes sociales. ¿Y qué tanta capacidad de almacenamiento tiene? Pues aquí hay otra variable para tener en cuenta. El almacenamiento interno, de acuerdo a las dos versiones que salen, será de 128 GB o 512 GB. Lo atractivo está en que se le puede insertar una tarjeta microSD de 1 tera, un espacio que, incluso, muchos de los computadores portátiles de hoy no traen. Eso ¿de qué sirve? Solo piense en que no tendrá que volver a borrar sus fotos, videos o aplicaciones necesarias.

La familia Note, que se pensó originalmente para usuarios más corporativos, hoy abre las puertas a otros segmentos e, incluso, mira hacia la generación millennial. Por medio del ecosistema Samsung DeX, el usuario conecta el celular al computador y puede trabajar en presentaciones, y editar fotos y videos, entre otras funciones. Esto se hace por medio de un cable HDMI y termina ofreciendo una visualización tal como cuando se conecta un computador portátil con una pantalla de escritorio. En este caso, se pueden tomar notas con el S Pen mientras se ve un video, arrastrar y soltar imágenes y usar varias ventanas en un monitor. ¿Cómo le llaman a esto? Productividad.

El tamaño del Note 9 es el mismo que tenía el Note 8, aunque la pantalla se vea un poco más grande, gracias al recorte del borde, algo que vienen haciendo ya varios de los fabricantes para ofrecer más pantalla en el mismo tamaño de equipo. Le llaman Infinity Display, súper Amoled, que se disfruta mejor cuando el sonido estéreo de los altavoces ofrece un audio que Samsung denomina “envolvente Dolby Atmos”. En otras palabras: la sensación que brinda una pantalla grande con un audio potente es resumida en una “experiencia realista”. Según Samsung: “YouTube nombró́ al Note 9 como un ‘Signature Device’, por su capacidad de ofrecer la mejor experiencia de YouTube en su clase”.

El identificador de la huella viene abajo de las cámaras en la parte trasera, una respuesta que también les dio Samsung a los usuarios que se quejaron porque terminaban poniendo el dedo en el lente cuando lo querían desbloquear. Y, hablando de lente, el Note 9 trae dos cámaras: una gran angular y la otra teleobjetivo; es decir, una captura escenas más amplias y la otra capta imágenes con mejor zoom. Le desarrollaron 20 tipos de captura para tomar mejores fotos optimizando los colores y la capacidad de foco. Es cada vez más parecida a una cámara profesional desde la opción automática.

Durante el evento se presentó también el Samsung Watch, un reloj que se convierte en el compañero perfecto en temas de salud, productividad y conexión. Su batería hace parte de una nueva generación con un procesador optimizado que le permite hasta 80 horas de duración antes de volver a cargarlo. A eso se sumó el Samsung Home, un dispositivo encargado de mantener la conexión de todo el ecosistema de la marca en casa.

Al finalizar la presentación, Patricia Velásquez, vicepresidenta de la división móvil de Samsung Colombia, aseguró que “no existe competencia en el país para la tecnología Note; somos líderes en ese segmento. Hay gente que lo espera y es importante para su vida. La gente cree que es para el ejecutivo, pero es para quien esté conectado y quiere un teléfono que siempre responda, no solo en batería sino en capacidad. Se estima que llegará a Colombia la última semana de agosto y se venderá a mediados de septiembre, para que los usuarios lo puedan probar antes de comprar. Vamos a recibir el equipo anterior y crear acceso a la categoría”. ¿Y a quien le compite? “Este es un equipo mucho más avanzado que el iPhone 10, tan solo el Spen marca la diferencia”.

Velásquez enfatizó en que la oferta de colores del Note 9 junto con el reloj pensado para mujeres va en línea con su estrategia de acercar la tecnología al género femenino, que cada vez adquiere más importancia en el país, tanto en cargos ejecutivos privados de primera línea como ministeriales. Reconoció que este Note 9 es, ahora mismo, la joya de la corona y la apuesta de esta fabricante está en solidificar lo que llaman Samsung One, que es la integración, por medio de internet, de todos los dispositivos que desarrollan: nevera, reloj, celular y TV. ¿Lo lograrán? La meta no debería pasar de los cinco años y el lanzamiento del Note 9 es el punto de partida.

* Viaje por invitación de Samsung.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias