Se viene la era de los drones y los pilotos se ponen a estudiar

La nueva legislación en los Estados Unidos ha motivado una avalancha de inscripciones para tomar un examen y obtener la licencia de vuelo de estos aparatos.

Archivo

Miles de aspirantes a pilotos de drones compiten para obtener la licencia bajo las nuevas reglamentaciones en los Estados Unidos, que han dado lugar a una estampida aérea.

Más de 3.300 se han inscrito para tomar el examen este lunes, el primer día que está disponible, y la Administración Federal Aviación de los Estados Unidos (FAA) estima que el número de operadores de drones a sueldo podría ser superior al de los 171.000 pilotos privados de la nación dentro de un año. “A fines de agosto el cielo se va a abrir a muchas oportunidades”, dijo Randy Yates de Omaha, Nebraska, que proyecta tomar el examen de la FAA esta semana de tal modo que su compañía, National Property Inspections Inc., pueda utilizar los dispositivos para visualizar tejados y otros lugares a los que resulta difícil llegar. “Va a ser un nuevo mundo”.

Las primeras normas principales que rigen las operaciones de drones civiles en los Estados Unidos entran en vigor este lunes y permiten que cualquier persona de 16 años o mayor pueda volar bajo contrato si pasan un examen escrito y la verificación de antecedentes. Sólo podrán pilotearlos durante el día, a la vista, y no más alto que a 400 pies (122 metros) del suelo.

Normas Ad Hoc

Las reglas reemplazan a las normas ad hoc y a un sistema de exenciones que según el sector ha impedido su crecimiento. Las reglas no se aplican a los aficionados, que podrán operar sin licencia. “Es mucho lo que vamos a ver comenzar a desarrollarse” dijo Brendan Schulman, vicepresidente de asuntos políticos y legales de SZ DJI Technology Co. de China, la mayor fabricante de drones civiles.

Oportunidades 

Los drones se pueden utilizar en agricultura para monitorear campos, los pueden usar las empresas de telecomunicaciones para inspeccionar las torres de teléfonos celulares, y los medios para grabar eventos noticiosos en video – frecuentemente con mayor facilidad y menor costo que si se utilizan helicópteros o aeronave de alas fijas. Los funcionarios de la industria en una sesión informativa en el Congreso el 24 de agosto predijeron que las compañías de seguros, de energía eléctrica, las dedicadas a la construcción y a la agricultura que han estado explorando con cautela estos dispositivos, se lancen ahora a operarlos. Las regulaciones también abren la puerta a operadores y empresas de servicios más pequeñas, dijeron.

Hasta ahora, la FAA había exigido que los operadores de drones comerciales contaran con una licencia tradicional de pilotos, un trámite que toma meses y cuesta miles de dólares. Ahora simplemente tienen que pasar una prueba que cuesta US$150, si bien hay quienes optan por pagar más para los cursos de estudio.

Algunas preocupaciones

Hay quienes en la industria de los drones están expresando su preocupación de que el gobierno no sea capaz de seguirle el ritmo a la demanda, o que la avalancha de nuevos usuarios pueda no tener las aptitudes necesarias para volar de forma segura bajo las nuevas reglas. A diferencia de otras certificaciones emitidas por la FAA, la agencia ha decidido no requerir que los operadores de drones demuestran sus habilidades para volar.

Muchos también se preguntan cómo la FAA va a manejar la esperada avalancha de solicitudes. Porque con la rápida expansión de la tecnología, la agencia dijo que concederá excepciones para las operaciones que se realicen fuera de los nuevos límites, como ser los vuelos nocturnos, si los solicitantes pueden demostrar que son seguras.

Mientras tanto, miles de personas que sólo quieren volar bajo las nuevas reglas se están preparando en centros privados e instituciones comunitarias de formación terciaria para tomar las pruebas en aproximadamente 700 lugares en todo el país.

Temas relacionados