Senado hundió ley de vigilancia en Paraguay

Los senadores enterraron definitivamente el proyecto conocido como Pyrawebs.

Senadores paraguayos participan en en el debate de Pyrawebs. / EFE

Este jueves, el Senado de Paraguay rechazó el proyecto la Ley de Retención de Datos de Tráfico, más conocido como Pyrawebs, una iniciativa que establece que las compañías de telecomunicaciones paraguayas deben rastrear y almacenar la información de sus usuarios durante 12 meses, sin importar si éstos son sujetos de una investigación por parte de las autoridades.

El proyecto también había recibido una votación negativa de parte de la Cámara de Diputados de este país, que en marzo de este año rechazó por unanimidad la medida que, en palabras de senadores y diputados, vulnera varios derechos constitucionales como la intimidad, entre varios otros.

La medida fue introducida el año pasado por el Ministerio Público de Paraguay, que invocó razones de seguridad (como combatir al EPP,Ejército del Pueblo Paraguayo) para la redacción de la ley. En un primer debate, en septiembre de 2014, el proyecto fue aprobado por los senadores que, luego de una intensa campaña por parte de organizaciones como TEDIC, Amnistía Internacional y la Electronic Frontier Foundation (EFF), cambiaron de opinión y votaron en contra de ésta. El proyecto de ley será archivado, según confirmó la oficina de la senadora Blanca Fonseca, una de las opositoras a éste.

Además de estas instituciones, más de 60 organizaciones en el mundo se unieron contra la aprobación de la ley Pyrawebs.

“Esta es una victoria extraordinaria para la privacidad y un primer paso en la dirección correcta. Los mensajes en Twitter y el lobby de los usuarios de internet en Paraguay han sido invaluables”, se lee en un comunicado publicado por EFF poco después de la votación del jueves.

Pyrawebs es una de las leyes que, en varios países, se discuten para conciliar la necesidad entre la seguridad y la vigilancia y la privacidad y la libertad de los ciudadanos, un debate extenso que cobró más importancia después de las revelaciones de Edward Snowden. (Lea: El pulso entre la seguridad y la privacidad).

Temas relacionados