Sonido touch, la gran sorpresa de Bose para los amantes de la música

La compañía lanzó tres sistemas de música Wi-Fi SoundTouch en Nueva York. El presidente mundial de la marca, habló en exclusiva con El Espectador.

Foto: Cortesía Bose

Hermetismo total. No se quería siquiera dar a conocer el lugar en donde el resultado del trabajo de casi ocho años sería revelado. Finalmente en un salón de paredes blancas, en el primer piso de una gigantesca casa del barrio Soho, en la llamada capital del mundo, fue presentado oficialmente el sistema SoundTouch. La más reciente innovación de la prestigiosa marca de sonido Bose, que fundó en 1964 el profesor de ingeniería del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) Amar G. Bose. Un nuevo intento por revolucionar la manera de disfrutar de la música, esta vez haciendo que la experiencia sea más intuitiva, sencilla, práctica.

El sistema SoundTouch funciona con una aplicación de Bose que se descarga de manera gratuita en un dispositivo (celular, tableta o computador), de cualquier sistema operativo (ios, android, Windows, etc), y permite archivar canciones según los gustos y géneros, bajar música de internet, armar una biblioteca o disfrutar de la programación de emisoras de todos los rincones del planeta. Esta app se conecta de manera inalámbrica con un altavoz Bose (viene en tres tamaños: Wi-Fi SoundTouch 30 de 25.4 cm x 43.2 cm x 17.8 cm, Wi-Fi SoundTouch 20 de 17.8 cm x 30.5 cm x 10.2 cm y SoundTouch portátil de 15.2 X 25,4 cm ).

Lo novedoso es que la persona puede manejar el sistema desde el celular, la tableta o el computador con tan solo oprimir un botón. Hay seis set ups que pueden contener música o emisoras ordenadas de todas las formas. Así que al llegar a casa ni siquiera hay que acercarse al altavoz para encenderlo y poder relajarse oyendo las canciones favoritas, solo se debe ingresar a la aplicación, oprimir el botón de On y tocar el número en donde está almacenado lo que se quiera oír, incluso el volumen se puede ajustar sin tener que buscar el control. Y en caso de querer hacer todo desde el altavoz también es sencillo, pues trae los mismos seis números de la aplicación y es cuestión de tocarlo para que cualquier espacio del hogar vibre con la música de su elección.

“Creemos que los sistema SoundTouch cambiarán la música en el hogar de la misma manera en que los altavoces Bluetooth lo hicieron con la música portátil”, aseguró Phil Hess, vicepresidente en entretenimiento en el hogar de Bose. Para Bob Moresca, presidente mundial de la marca, este lanzamiento no solo impactará al mercado sino que “permite llevar el fascinante mundo de internet fuera de la nube para que sea disfrutado por todos, no solamente por quienes tienen habilidades técnicas”. Visiblemente complacido, este ingeniero que desde hace varios años dirige la compañía, que factura cerca de 2.8 billones de dólares al año y emplea a más de diez mil personas, habló con El Espectador del futuro de la tecnología, de su marca y del buen momento por el que atraviesa el mercado de América Latina.

¿Este nuevo sistema es la mirada de Bose del futuro?

En realidad estamos mirando hacia adelante desde hace 49 años. Lo que logramos fue darles la posibilidad a las personas de que disfruten de una manera más fácil de la gigantesca cantidad de música que hoy hay en todas partes, en diferentes interfaces.

¿Fue coincidencia que saliera en vísperas de la celebración de sus 50 años o es una manera de conmemorarlos?

No tiene nada que ver. La celebración de los 50 años será por ahora interna, pues así como son importantes nuestros clientes también los empleados con quienes festejaremos. En la medida en que se sientan a gusto con la empresa habrá mejores desarrollos de producto.

¿Cuál cree ha sido el secreto de la compañía para mantenerse vigente y seguir sorprendiendo al público en un momento en que la tecnología cambia tan rápido?

Invertir en investigación. Esa es la gran diferencia.

¿El servicio al cliente es fundamental cuando se lanza un producto nuevo. Cómo se prepararon?

No queremos solo vender un producto y hacer dinero sino hacerle sentir a la gente que nos preocupamos tanto por el momento anterior a la venta como por lo que sucede después. Por eso invertimos de manera significativa en los empleados responsables del servicio al cliente. En esta oportunidad cuatro meses antes del lanzamiento repartimos entre ellos más de mil unidades e hicimos que acudieran al servicio al cliente de la compañía y así pudimos probar su eficacia.

¿Cuándo estará en Colombia?

Desde el 10 de octubre está en Estados Unidos y en cuestión de semanas llegará a su país. Los altavoces cuestan entre 399 y 699 en Estados Unidos, pero en Colombia el precio todavía no está definido.

¿Cree que con esta innovación golpeará a la competencia?

No miramos a la competencia en realidad. Nos concentramos es en los clientes para satisfacerlos con productos de última tecnología, de la más alta calidad y con una utilidad excepcional.

¿Qué tan significativo se ha vuelto el mercado de Latinoamérica?

Mucho. Es un mercado muy grande y es uno de los que más está creciendo y de manera más rápida. En el caso particular de Colombia, el país ha cobrado tanta relevancia para Bose que ya no funcionamos con intermediarios sino directamente con distribuidores como Falabella, Ktronix, Makro, etc.

¿Con desarrollos como este se busca capturar a un público más joven?

En los últimos diez años ha habido una explosión de la música personalizada y se venden más productos móviles así que esta alternativa práctica, con un precio asequible y de fácil uso puede ser una gran alternativa para ellos.