Sonos, compañía de audio estadounidense, llega oficialmente a Colombia

Noticias destacadas de Tecnología

Daniel Montaño, director para Latinoamérica, habló con El Espectador sobre las ventajas del mercado nacional, los retos de llegar en medio de una pandemia y su lectura sobre el negocio de audio en la actualidad.

Durante una época en que la radio y la música se han convertido en aliados de millones de usuarios que permanecen encerrados debido a la cuarentena, Sonos, compañía de audio estadounidense, ingresó oficialmente al mercado colombiano.

Si bien algunos de sus parlantes inteligentes y barras de sonido inalámbricas ya se conseguían en el país por medio de distribuidores independientes, es la primera vez que la compañía tendrá presencia en almacenes de cadena y tiendas multimarca, compitiendo directamente con marcas como Bose y Sony. 

Esto dijo Daniel Montaño, director para Latinoamérica de Sonos, en entrevista con El Espectador

Para quienes no tengan a esta marca en el radar, ¿qué es Sonos?

Es una empresa que se fundó en Santa Bárbara, California (EE.UU.) hace 17 años. Antes hacía componentes para conectar a parlantes tradicionales, después hubo un crecimiento de parlantes inalámbricos y hoy queremos ofrecer productos con una experiencia de sonido óptima, que no se interrumpa, que sea fácil de usar y se vea bien.

Tenemos parlantes que se conectan inalámbricamente, pero vía Wi-Fi. No usan el móvil o el computador como únicas fuentes de audio. Los parlantes funcionan con todos los servicios de música disponibles, tanto de radio como de música o podcast. Reproducen directamente de internet y lo controlas con tu smartphone sin interrumpir la música.

A nivel mundial tenemos más de 10 millones de hogares con productos de Sonos y casi 3 dispositivos por hogar promedio. Y en cada periodo de venta, una tercera parte de las ventas se hacen a clientes que ya tenían un producto de Sonos.

¿Qué los hace diferente de otros competidores? 

Trabajamos mucho para mejorar nuestros productos de la mano de creadores de contenido. Invitamos a productores de cantantes o de música de películas a que traigan sus creaciones y las prueben en nuestros equipos. En lugar de pedirles que hablen bien de ellos, les pedimos que nos digan en qué debemos mejorar. Así vamos haciendo modificaciones por medio de actualizaciones de software y vamos calibrando al parlante para que suene mejor a lo largo del tiempo. 

Esa es una diferencia marcada. Empresas que trabajan en audio hay muchas, la mayoría tienen un trabajo de desarrollo de producto, hacen una solución, te la venden y eso es lo mejor que va a sonar. En nuestro caso, cuando el parlante llega a casa, de ahí en adelante solo va a mejorar.  

¿En qué otros países de América Latina está Sonos? 

Llevamos trabajando en México dos años y medio. Afortunadamente hemos tenido muy buena recepción y hemos visto no solo crecimiento sino adopción de la marca y un poco más de reconocimiento. En el resto de países de Latinoamérica llegamos vía distribuidores, pero no hemos tenido un foco tan puntual de nosotros como compañía en el mercado. Teníamos este paso inicial en México, queríamos pulirlo y después ir a otros mercados. El siguiente lugar era Colombia.  

¿Por qué Colombia? ¿Qué ven en este mercado?

Comparte algunos elementos que vimos en México y nos parecieron interesantes. El primero, que la música es una parte importante de la cultura local. Parece normal, pero no necesariamente pasa lo mismo en otros países del mundo. Lo segundo es que el consumidor que va con nosotros lo podemos identificar fácilmente en Colombia. 

Vamos dirigidos a una audiencia que consume mucho contenido (música, películas, audiovisuales, audiolibros, podcasts) en formatos diferentes y que valora la calidad. No necesariamente quiere la opción más barata o menos demandante sino algo bueno, que dure mucho tiempo y que se vea bien. También es una audiencia que ha adoptado la tecnología aunque no sea experta en ella. Vemos que en Colombia y en ciertas ciudades es relativamente fácil llegar a esta audiencia por medio de ciertos canales de venta, por eso Colombia se volvió un mercado relevante para nosotros. 

Siempre va a ser un reto llegar a cualquier mercado. Más que preocuparnos, creemos que vamos a tener que estar muy enfocados en cómo darnos a conocer en medio de tanto ruido y mensajes diversos. Ahora que no hay tiendas físicas, es más difícil que la gente vea el parlante, el acabado, la calidad y lo escuche, porque al final es calidad de audio de lo que hablamos y es difícil verlo en el comercio electrónico o por medio de una entrevista. Tenemos retos incrementales por esta situación. 

Pero también vemos una oportunidad adicional porque las horas de la gente escuchando audio en su casa se han incrementado significativamente en las últimas semanas. De hecho, hace poco sacamos Sonos Radio, un servicio gratuito en el que cualquier persona que tenga un aparato de Sonos puede tener acceso a más de 60.000 estaciones de radio de todo el mundo, incluyendo Colombia. Si logramos comentar los beneficios que tiene la marca, para cierto segmento de la población puede ser un buen momento para adoptar nuestra tecnología. 

¿Qué dispositivos llegan a Colombia?

Todo el portafolio lo vamos a llevar a Colombia, no por partes. El parlante más conocido y vendido es el Sonos One, un producto que tiene la particularidad de ser resistente a la humedad, puede funcionar con otros parlantes o por sí solo en diferentes habitaciones. Tenemos uno portátil que se llama Move, es impermeable y si no tienes alcance a tu red Wi-Fi, puedes hacerlo funcionar con Bluetooth. Es nuestro único producto que hace eso.

Otra parte del portafolio son los productos para televisión: tenemos la barra de sonido inteligente Beam, y Playbar, que va a ser sustituido por un producto que llega en junio y se llama Sonos Arc, nuestra nueva barra premium para televisión, que combina sonido Dolby Atmos, un estándar en el que ya hay más contenido disponible en los diferentes servicios de video. 

Y tenemos otro bloque de productos que llamamos componentes, que son básicamente un amplificador o un módulo que vuelven tu equipo tradicional un equipo inteligente. Si tienes parlantes de buena calidad y los conectas al amplificador, vas a tener la misma funcionalidad de Sonos con la calidad del producto que ya tienes. 

¿Cuáles son los principales canales de venta?

Estamos trabajando muy de cerca con Alkosto, Ktronix y Falabella. Y tenemos otro canal de integradores, que son empresas que instalan soluciones en el hogar no solo de audio sino también de video, iluminación, etcétera. Ellos instalan equipos de Sonos con otros productos de video o iluminación para complementar la experiencia. 

¿Qué rangos de precios manejan aquí?

El Sonos One vale el equivalente a US$200 (hoy se consigue desde $749.000). Nuestro rango de precios va de US$200 a US$700. La idea es que cada quien pueda ir armando su solución conforme sus necesidades o presupuesto. Pero estamos revisando y ajustando en moneda local porque el dólar ha estado bastante volátil. 

¿Cómo vienen a ser relevantes en un sector en el que se imponen los audífonos inalámbricos o los celulares? 

Esta es una industria que estuvo calmada durante bastante tiempo y últimamente ha cambiado radicalmente. Cuando piensas en sonido del hogar, tienes, por un lado, el audio tradicional: un parlante de cable con buena calidad que tiene 30 años y suena perfecto, pero no tiene una funcionalidad inteligente. Por el otro lado, tienes este nuevo bloque de parlantes inteligentes que tienen funcionalidades nuevas y puedes interconectarlos, aunque no necesariamente tienen la mejor calidad de audio. Son productos utilitarios y no tanto para disfrutar de la música. 

Nosotros queremos jugar en medio, tener la calidad de esas marcas tradicionales y respetadas que desarrollaron su tecnología durante mucho tiempo e incorporar el componente inteligente de nuevos equipos. Poder compartir una canción en diferentes espacios de la casa, sin cables y tener esa funcionalidad inteligente del hogar conectado sin sacrificar calidad de audio.

Comparte en redes: