Sony revela en Colombia sus expedientes X

Ya están en Colombia los teléfonos de Sony Xperia X, la línea de smartphones que reemplaza a la serie Z y que llegan a competir en la gama media y media alta con lujo de detalles.

El anuncio de Hiroki Totoki, presidente de Sony Mobile, en el Congreso Mundial de Móbiles en Barcelona en febrero pasado sorprendió, la compañía japonesa abandonaba la serie Z que durante un buen tiempo fue su caballito de batalla en el cada vez más difícil y competido mercado de los Smartphones.
 
Sorprendió también su decisión de no ir más por el mercado de la alta gama, sino de ubicarse en el segmento de la gama media, media alta a través de una nueva línea de teléfonos que llevarían como prefijo la letra X. Y los X acaban de llegar a Colombia, con algo de retraso frente a los tiempos de lanzamiento a nivel mundial a la que nos tiene acostumbrados la empresa. Cuestión de las difíciles negociaciones con los operadores tal vez.
El anunció de los equipos de la nueva era se hizo en febrero y a Europa llegaron en junio pasado.
 
Pero más allá de la estrategia empresarial de la compañía, lo que dejan ver las primeras pruebas de uso del Xperia X y del Xperia XA es que si bien lo suyo ya no es la gama más alta,  en la gama media se la juega como si estuviera combatiendo en ésta a nivel de experiencia y prestaciones para el usuario.
 
Una muy buena sensación se obtiene con el Xperia XA, un equipo que con una pantalla de cinco pulgadas, pero curva y sin marco, da la impresión de ser mucho más grande y que parecía en un inicio reservada para la alta gama. Es más; en la versión X, que se reserva un segmento más alto, la pantalla mantiene el límite claro entre el borde del teléfono y el espacio de interacción del usuario.
 
Un teléfono de un tamaño acertado para quienes quieren cargar el teléfono en el bolsillo del jean, sin que resulte incómodo y para quienes la ya en vías de extinción tendencia “phablet” les resultaba un exabrupto para un ‘móvil’.
 
De material plástico, que a primera vista no se identifica, gracias a la elegancia de sus formas y tonos en los que originalmente llega a Colombia, el equipo es liviano y cómodo. Como sus antecesores, trae una ranura lateral en la que se puede incorporar una memoria microSD que puede expandir su capacidad hasta 200 gigas. Algo que compensa la bajada de memoria frente al Xperia X, que viene con una capacidad de 32 gigas de memoria interna.
 
“El Xperia XA es un dispositivo pensado para potencializar las experiencias de vida de los usuarios, con un diseño único y elegante. Una opción ideal para quienes buscan integrar la estética de un equipo estilizado con la funcionalidad de los dispositivos más robustos”, dice Felipe Behar Rodríguez, Gerente General Sony Mobile Colombia.

.Y bien lo dice, pues a pesar de una cámara de una cámara trasera de 13 megapixeles, con una frontal de ocho megapíxeles, los resultados de las fotografías son destacables, aún en contraluz.

El Xperia X es un teléfono difícil de encasillar, porque si bien el diseño, las prestaciones, la cámara y su gran rendimiento lo ubican entre los mejores del mercado, peleando en esa zona a la que la empresa decía renunciar en febrero pasado, su procesador y una batería que podría rendir mejor lo ubica en un punto un poco más bajo del pódium de los mejores.
 
Algo de extrañar en el X es la ausencia de la característica de resistencia al agua de estos teléfonos, norma y punto de referencia de sus antecesores, pero que por esas decisiones estratégicas que muchas veces los usuarios no comprenden y que arriesgadas como son pueden ser o muy buenas o muy costosas para una marca.
 
Sin embargo, los detalles técnicos que pueden ser criticables se compensan con el diseño cuidado y una estética que desde los primeros equipos de la serie Z  ha venido creciendo a pasos agigantados y que se nota desde que se abre la caja que lo contiene. Siempre, siempre que se recurre a un amigo para el típico “tómanos una foto” hay un comentario positivo sobre el diseño, el color y la sensación de un Sony en las manos y el X sí que los genera.
 
De la Z a la X en la parte trasera, Sony pasó del cristal a un metal esmerilado, y esmerado, que transmite una sensación muy agradable, a lo que, si sumamos que el detector de huella lateral (ya estaba en el Z5) mejoró ostensiblemente su sensibilidad y rapidez de identificación, se obtiene una sensación de comodidad que se encuentra en pocos teléfonos.
 
No cambian mucho los botones frente a la serie Z, potencia, volumen y disparador de cámara en el lateral derecho en la parte inferior del teléfono, lo que facilita totalmente la operación y ranura para SimCard y MicroSD en la parte superior izquierda. De resaltar, que esta serie trae una misma ranura para ambas, con un sistema de bandeja muy fácil de maniobrar.
 
 
 
Si para Behar, Gerente General Sony Mobile Colombia, el Xperia XA se identifica con la aventura, el X se identifica más con la elegancia y facilidad de uso, características de uso que no son ajenas a ningún equipo Sony, pero que se resaltan en el Xperia X.

El sonido es otra característica del X, algo que a la marca japonesa siempre le ha preocupado; claro, hay que tener unos buenos audífonos para notar la diferencia entre la calidad que ofrece este Smartphone frente a sus competidores, pero que para los oídos educados es una distancia enorme.

Como lo bueno no es barato, el X tendrá en Colombia un precio cercano a los dos millones de pesos, que bien los vale. Pero si lo que se quiere es tener la experiencia de un buen equipo a precio cómodo, el Xperia XA es una muy buena opción alrededor del millón de pesos.