Tesla acusa a ingeniero chino de robar secretos tecnológicos

Un trabajador de Xpeng Motors habría robado información confidencial sobre el piloto automático de la compañía. El dueño de la empresa China, He Xiaopeng, calificó la demanda de "cuestionable".

Imagen de referencia. Europa Press.

Vendió su compañía de internet en miles de millones de dólares y luego le apostó a una startup de vehículos eléctricos, publicando frecuentemente al respecto en las redes sociales. Posee acciones de Tesla Inc., maneja sus autos y está construyendo una fábrica en China.

Pero no es Elon Musk. Por el contrario, el multimillonario chino He Xiaopeng es el blanco de la cólera de Musk, y su compañía, Xpeng Motors, se encuentra en el centro de las demandas de secretos comerciales presentadas por Tesla y Apple Inc. Tesla acusó a uno de sus exingenieros de robar información confidencial sobre el piloto automático antes de salir corriendo a ocupar otro cargo en XPeng, donde He es presidente.

Otras noticias tecnológicas: Estas son las características de la nueva familia P30 de Huawei

He, de 41 años, calificó la demanda de "cuestionable" en un mensaje de WeChat el viernes. Las acusaciones se produjeron ocho meses después de que uno de los exempleados de Apple fue acusado de intentar llevar secretos confidenciales de un "robocar" a su nuevo puesto en XPeng. Apple o Tesla no han acusado a la automotriz china de cometer delitos.

En una entrevista el 12 de marzo en sus instalaciones de Guangzhou, He habló con desdén sobre los trabajadores que roban propiedad intelectual.

Respeto a la propiedad

"Yo mismo era ingeniero informático y sinceramente respeto la propiedad intelectual. No nos gustaría que nuestros empleados nos quitaran la propiedad intelectual. Nos importa mucho el talento, pero no perseguimos lo que otras compañías han hecho porque eso no ayudará a aumentar nuestra competitividad", dijo He.

La propiedad intelectual no es el único frente en esta batalla. También está el flujo de caja. Xpeng está aprendiendo a quemar efectivo como Tesla y otros fabricantes rivales de vehículos eléctricos. La fábrica de Xpeng está actualmente en construcción, y queda aproximadamente a una hora de su oficina principal en Guangzhou. He está tratando de mantener el ritmo de la construcción de la fábrica de Tesla en Shanghái.

"Pensé que era suficiente recaudar US$1.000 millones", dijo He, quien invirtió en la startup después de vender su compañía de navegadores UCWeb Inc. a Alibaba Group Holding Ltd. en 2014. "No pienso lo mismo hoy en día. Creo que tal vez si pudiéramos recaudar entre US$4.000 millones y US$5.000 millones, sería genial".

Aumento del personal

He quiere aumentar su equipo de investigación y desarrollo este año, al sumar a cientos de trabajadores enfocados en conducción autónoma, inteligencia artificial y conectividad a internet. El mayor desafío de su compañía será educar a los clientes y que Tesla -que él no ve como un competidor- desempeñe un papel importante en esa tarea.

El magnate nació en Huangshi, provincia de Hubei, donde su padre era el ingeniero eléctrico jefe de una fábrica estatal de maquinaria cementera. Estudió ciencias de la computación en la Universidad Tecnológica del Sur de China antes de cofundar UCWeb. Cita al presidente de Xiaomi Corp., Lei Jun, como una de sus mayores influencias después de haber invertido millones de yuanes en la oferta pública inicial de la compañía de tecnología.

Si He logra que Xpeng se convierta en un fabricante viable de vehículos eléctricos, ha prometido regalarse un barco de exploración que pueda romper el hielo y explorar los mares con pequeños submarinos y botes de desembarque. Antes de fundar Xpeng, estudió la posibilidad de desarrollar asentamientos en islas flotantes.