Tras fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea

¿Tiene implicaciones en Colombia la decisión de la Unión Europea sobre Uber?

La decisión judicial dicta que los países miembros pueden exigir a la plataforma los mismos requisitos que a los taxis. El Mintransporte de Colombia considera acertada esa determinación, al tiempo que cree que servirá de insumo para el debate entre empresas, Gobierno, usuarios y legislador.

El fallo es un referente que obliga a Uber a establecer una relación laboral con los conductores, dice el docente Diego Guevara.Bloomberg News.

Uber ha intentado demostrar que no es una empresa de transporte, sino una empresa de tecnología, que innova a punta de desarrollos de aprendizaje automático, tecnología de GPS, entre otros, para sacar ventaja en carreras como la de los vehículos autónomos. Sin embargo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea acaba de sacudir ese postulado, lo que, por demás, anticipa repercusiones en Colombia. Según la instancia judicial, Uber es una empresa de transporte y, por lo tanto, las autoridades de los países miembros pueden exigir que la plataforma cumpla con los mismos requisitos que se les exigen a los taxistas. (Lea: Tribunal de Justicia de la Unión Europea le pone ‘tatequieto’ a Uber).

El fallo fue el último resultado de una demanda por competencia desleal que presentaron taxistas de Barcelona, España. “El Tribunal de Justicia estima que este servicio de intermediación forma parte integrante de un servicio global cuyo elemento principal es un servicio de transporte y que no responde a la calificación de ‘servicio de la sociedad de la información’, sino a la de ‘servicio en el ámbito de los transportes’”, dijo el Tribunal en un comunicado de prensa. (Lea: ¿Por qué el Mintic no puede bloquear Uber?).

Uber no genera controversia sólo en el Viejo Continente. En Colombia, la presencia de la multinacional liderada por Dara Khosrowshahi ha motivado varios paros de taxistas, intentos normativos -como el decreto de taxis de lujo, y otros-. Incluso, las aparentes discrepancias entre diferentes miembros del Gobierno han generado confusión: mientras la cartera de transporte afirma que la operación de Uber es ilegal, el Mintic sostiene que la plataforma tecnológica per se no lo es, y que por tanto no se puede bloquear.

Luego de conocer la decisión de la autoridad europea, Uber en Colombia sostuvo: “Este dictamen no generará cambios en la mayoría de los países de Europa donde Uber ya opera conforme a la ley de transporte. (…) Tal como nuestro presidente ejecutivo indicó, Estamos a favor de que se regulen servicios como el de Uber, y, por lo tanto, continuaremos el diálogo con las distintas ciudades del continente europeo”. En efecto, en ciudades del mundo como Ciudad de México y Nueva York la plataforma funciona legalmente, con normas impuestas por las autoridades.

En Colombia, luego de conocer el sentido del fallo, el Ministerio de Transporte expresó su acuerdo con la decisión. El tribunal se manifestó “en la misma línea en que el Ministerio lo ha venido haciendo en las administraciones recientes”, dijo a este diario el viceministro Andrés Chaves. Según el funcionario, la salida adecuada a esta controversia es que Uber se constituya como empresa de transporte, y fallos como el de esta semana producen “nuevos elementos y una doctrina” que, para llegar a un acuerdo, les sirven a Uber, al Gobierno, a los usuarios y al mismo Congreso de la República -del que se espera que legisle al respecto-.

Tanto Uber como el Ministerio de Transporte reiteraron su disposición al diálogo. Por su parte, David Luna, ministro de las TIC, ha dicho en reiteradas oportunidades que Uber es una app de transporte y que en Colombia las aplicaciones no se restringen, sino se promueven. “La tecnología va mucho más rápido que la legislación y no vamos a prohibir Uber, porque respetamos el principio de neutralidad de red, que no es un principio tecnológico, sino democrático”.

Ernesto Sandoval, representante de los taxistas ante Fenalco, aseguró que la decisión del tribunal es positiva e hizo un llamado para que las autoridades en Colombia la repliquen. “El tribunal europeo concluyó que Uber es una empresa de transporte y en ese sentido debe cumplir con los mismos impuestos y obligaciones que tienen los taxis. Bienvenido Uber, bienvenidas las plataformas tecnológicas, pero en igualdad de condiciones”, añadió. Sostuvo que este fallo es una herramienta para exigirle a Uber en Colombia la protección contractual para los usuarios a través de los seguros.

“La decisión, basada en temas de seguridad y precedentes legales sobre la prestación de servicios de transporte público, busca proteger el interés general, pero sin querer queriendo limita el desarrollo de nuevas formas de transporte basadas en la tecnología”, opinó Darío Hidalgo, experto en movilidad urbana. Agregó que la oposición a servicios como los de Uber o Lyft ha venido principalmente de los proveedores ya existentes, “que han hecho inversión en cupos y vehículos y se defienden como forma "legal" de transporte, así el servicio no sea tan bien calificado por los usuarios y se incumplan condiciones legales de vinculación laboral (igual en este aspecto a Uber o Lyft)”.

Para Hidalgo, luego de la decisión del tribunal europeo, “Colombia se mira en este espejo y los defensores del statu quo ya usan la decisión europea para defender sus intereses, que no son necesariamente los de los usuarios”. No hay que perder de vista, según el experto, que a pesar de todo este tipo de plataformas pueden ser convenientes, mas no sostenibles. “Algunos usuarios combinan Uber o Lyft con el transporte público, pero el efecto neto es menos viajes totales en transporte público. Entonces aumenta la congestión, contaminación e incidentes de tráfico”, explicó.

Según Diego Guevara, profesor de economía de la Universidad Nacional, la decisión del tribunal es un referente que obliga a Uber a establecer una relación laboral con los conductores. “Uber necesita regulación no sólo en términos de transporte, sino en términos de mercado laboral. En países como Grecia tiene sus propios carros y contrata a los conductores, eso le da cierto grado de formalidad al negocio. En Colombia, en cambio, con Uber X son los conductores los que ponen los carros y el trabajo sin ningún vínculo laboral, no contribuyen a salud, ni a pensión y eso tiene que cambiar”.

@alejandra_mdn

@JuanMiguel94