Tras recopilar más de US$2 billones, los creadores de una ciberamenaza anuncian su final

Quienes orquestaron el desarrollo de GrandCrab anuncian su retirada del cibercrimen argumentando que ya juntaron el dinero que necesitaban. Luego de más de un año en operación, este ransomware se ha consolidado como una de las amenazas informáticas con más víctimas en todo el mundo.

Getty Images.

Los ransomware son un tipo de malware (archivo de código malicioso) que, una vez se instala en el computador de su víctima, comienza a encriptar los archivos contenidos en el equipo para, finalmente, cobrar una cifra de dinero a cambio de su rescate. Una de las amenazas más populares de este tipo fue WannaCry, cuya afectación económica se estima en miles de millones de dólares 

Luego de más de un año de operación, los creadores del ransomware GrandCrap anuncian su retirada. Según la compañía de seguridad informática ESET, esta amenaza se caracterizó por ubicarse rápidamente dentro de las cinco familias más detectadas de su tipo. 

“En un año de trabajo las personas han ganado con nosotros más de US$2 billones, nos hemos convertido en un ícono del bajo mundo del crypto - fiber. Con nosotros las ganancias promedio por semana fueron de US$2.5 millones. Personalmente ganamos más de US$150 millones por año. Estamos satisfechos de haber cobrado ese dinero y haberlo legalizado por medio de negocios blancos tanto en la vida real como en internet”, hace parte del comunicado mediante el cual estos desarrolladores anuncian su retirada.

Le puede interesar: Computador infectado con seis de las amenazas más peligrosas fue subastado en internet

Con descaro, en el comunicado los delincuentes incluso presumen que durante el año haber trabajado en el desarrollo de esta amenaza tienen dinero suficiente para vivir el resto de sus vidas, e incluso agradecen a sus víctimas por haberles permitido alcanzar tal objetivo. 

Según el editor de comunicaciones de ESET, Juan Manuel Harán, es difícil precisar si las cifras que reporta esta organización criminal son ciertas, ya que las bromas y la ironía ha sido algo que ha caracterizado a los desarrolladores de ransomware.

La forma en la que se distribuía esta amenaza era muy diversa. Muchos se infectaron por medio de un spam que se propagó en correos electrónicos y otros por medio de supuestas actualizaciones de software o escondidos en archivos ejecutables que prometían desactivar la versión paga de ciertos programas.

Le puede interesar: ¿Puede un “hacker” dejar sin luz a Colombia?

Con su retirada, los desarrolladores de GrandCrab anuncian un plazo de 20 días para que los colaboradores externos que estuvieron trabajando para fortalecer la propagación de la amenaza (a cambio de una comisión económica) dejen de hacer sus labores. 

De igual forma advierten a las víctimas que tienen el mismo plazo para pagar por el rescate de su información, ya que de lo contrario, como darán de baja a la amenaza, esta se perderá y no habrá llave que permita su recuperación. De nuevo Harán analiza que no se sabe si se trata de un engaño, ya que por lo general los creadores de ransomware al finalizar las campañas dejan una llave maestra para que las víctimas, que no alcanzaron a pagar su rescate, puedan retomar el acceso a sus archivos.

La moraleja de esta historia no puede ser que el crimen sí paga. Los mismos creadores de GrandCrap aseguran que se retiran de manera prudente antes de que sus planes sean frustrados, de igual forma diferentes organismos internacionales trabajan en conjunto para identificar a los responsables detrás de estos actos criminales. 

864323

2019-06-04T20:14:55-05:00

article

2019-06-04T20:40:32-05:00

dojeda_1319

none

Diego Ojeda /@Diegoojeda95

Tecnología

Tras recopilar más de US$2 billones, los creadores de una ciberamenaza anuncian su final

89

4015

4104