Uber contrata expresidente de NTSB como asesor tras accidente

Uber Technologies Inc., cuyo programa de autoconducción se está recuperando de un atropello fatal a un peatón, ha contratado a Christopher Hart, expresidente de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por su sigla en inglés), para que asesore a la compañía.

Bloomberg

Uber Technologies Inc., cuyo programa de autoconducción se está recuperando de un atropello fatal a un peatón, ha contratado a Christopher Hart, expresidente de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por su sigla en inglés), para que asesore a la compañía.

Lea también: El Pentágono vencería a Uber y Tesla en vehículos autónomos

Esa misma junta está investigando el atropello en Tempe, Arizona, que mató a una mujer mientras caminaba por la calle en marzo. Un video del acontecimiento del panel de instrumentos del Uber muestra que el conductor del automóvil está mirando hacia otro lado del accidente y que el vehículo (SUV Volvo) atropella a Elaine Herzberg, de 49 años, a casi 40 millas por hora (aproximadamente 64 kilómetros), sin que sea visible que intente detenerlo. Aparentemente las salvaguardias humanas y tecnológicas fallaron en detectar a la mujer que cruzaba una carretera en Tempe con una bicicleta en una noche despejada.

Los expertos que revisaron el video dijeron que Herzberg debió haber sido detectada por el conjunto de sensores autónomos del SUV y que un conductor humano atento probablemente podría haber evitado la colisión. El conductor de respaldo de Uber en el auto parecía distraído y no levantó la vista hasta aproximadamente el momento de la colisión, de acuerdo con un video que apuntaba hacia el interior también publicado por la policía.

Mientras tanto, un informe en la publicación de noticias de tecnología The Information dice que la investigación interna de Uber determinó que sus sensores detectaron a la mujer. Pero el software de corrección de errores destinado a evitar el frenado innecesario hizo que el automóvil continuara, dice el informe.

"Estamos cooperando activamente con la NTSB en su investigación. Por respeto a ese proceso y la confianza que hemos creado con NTSB, no podemos comentar sobre los detalles del incidente ", dijo una portavoz de Uber en un comunicado." Mientras tanto, hemos iniciado una exhaustiva revisión de seguridad de nuestro programa de vehículos autónomos, "y contratamos a Hart" para que nos aconseje sobre nuestra cultura general de seguridad. Nuestra revisión está analizando todo, desde la seguridad de nuestro sistema hasta nuestros procesos de capacitación para operadores de vehículos, y esperamos tener más que decir pronto".

Compañías como Uber, Google o Lyft pusieron en boca de todos los términos carros autónomos y conducción autónoma a principios de año en el CES en Las Vegas. La industria automotriz asegura que en 15 años, como máximo, los vehículos autónomos serán omnipresentes en las carreteras de todo el mundo.

Sin embargo, un estudio realizado por Kelley Blue Book (KBB) reveló que el 50% de los encuestados prefiere seguir al mando del vehículo, por encima de un computador, incluso si esto representa más riesgos de seguridad. “La industria dice una cosa, pero el público claramente entiende y, hasta ahora, quiere otra. ¿Qué hacer?”, fue la reflexión durante el evento mundial de electrónica.

Ahora bien, el panorama no es tan oscuro, pues si bien la gente no está familiarizada con la automatización de los carros, o siquiera la desea, los datos de KBB reflejan que una vez alguien prueba un vehículo medianamente automatizado es altamente probable que desee utilizar uno mejor.

A medida que las máquinas tomen el control de los vehículos, la movilidad de los usuarios puede estar más vinculada a servicios como Uber o Lyft y menos a la compra de carros individuales. Cifras de algunos analistas señalan que hasta dos tercios de la producción futura de los fabricantes de carros pueden estar destinados a surtir las flotas de este tipo de servicios.

Según los datos recolectados por KBB, entre los usuarios actuales de este tipo de plataformas, 44% se sienten significativamente más cómodos si el volante está en manos de una máquina y no de un humano, entre las personas que no usan estos servicios este porcentaje es de apenas 34%.

Lea también: Puerto Rico autoriza a Uber llevar y recoger pasajeros en zonas turísticas

Pero para llegar a ese punto de transición, la tecnología de los carros autónomos aún tiene un trecho enorme por recorrer en temas como mejoramiento de sensores y comunicación con sistemas de tráfico, algo así como la conectividad entre el vehículo y los semáforos de una intersección, por ejemplo.