Uber gana espacio en Nueva York

La compañía logró derrotar una norma que impondría un límite al crecimiento de los vehículos asociados a la plataforma.

Uber se anotó una importante victoria en Nueva York esta semana al evitar que la ciudad limitara drásticamente el crecimiento de la flota de vehículos asociados a la aplicación en esta ciudad.

El plan de la administración local de Nueva York, en cabeza del alcalde Bill de Blasio, era imponer un límite de crecimiento de 1% para los vehículos de la plataforma mientras se finaliza un estudio de tráfico que pretende evaluar los patrones de tráfico en la ciudad y el impacto que este servicio en línea, y otros similares, han tenido en la movilidad local. La investigación, al parecer, estará lista en abril del próximo año, aunque el plazo inicial para completarla era agosto de ese mismo año.

Bajo el nuevo acuerdo, Uber puede mantener su tasa de crecimiento local, que según los propios datos de la compañía es de 3% mensual. Además de esto, la empresa debe suministrar una serie de datos para que la administración de Nueva York los analice.

El alcalde De Blasio había mantenido una dura pelea con la compañía, a la que culpa de lentificar el tráfico en la ciudad, especialmente en el sector de Manhattan. La batalla entre las partes incluyó la publicación de una serie de comerciales en los que se criticaba al mandatario local, así como la inclusión de una aplicación en la cual se mostraban las demoras de tiempo que los usuarios sufrirían, según la empresa, si el alcalde lograba imponer las restricciones planeadas en un principio.

En la pelea, además de funcionarios de la alcaldía y de la empresa, también participaron personas como los actores Ashton Kutcher y Neil Patrick Harris y la modelo Kate Upton, quienes criticaron la medida propuesta por el alcalde a través de sus cuentas de Twitter. Inclusive el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, un enconado rival de De Blasio, entró en el debate y tomó el lado de Uber al decir en una entrevista radial que “no creo que el gobierno deba entrar en el negocio de tratar de restringir el crecimiento del empleo”.

Uber entró a operar en Nueva York en 2011. Según cifras oficiales, cerca de 20 mil vehículos asoaciados componen la flota actual de la compañía en este lugar. Estos hacen parte de los más de 63 mil carros que operan bajo servicios similares en toda la ciudad.

En esta misma línea, la semana pasada, el gobierno de Ciudad de México anunció una nueva legislación que le dio vía libre a los servicios de Uber en este lugar. La empresa aseguró que el DF se convirtió en la ciudad más grande del mundo en aprobar la operación de la aplicación, así como la primera en América Latina en tomar esta determinación.

El acuerdo logrado en México incluye el pago de una tasa de 1,5% por cada viaje al gobierno local, en contraprestación de la aprobación de permisos anuales, entre otros requisitos para operar legalmente. La aplicación comenzó a ofrecer sus servicios en la capital mexicana desde 2013 y se calcula que, actualmente tiene 10 mil conductores asociados y una base de 500 mil clientes.

Temas relacionados