Cómo un canal indio de YouTube se volvió un referente en contenido educativo

Chu Chu TV es el canal más visto en la región Asia-Pacífico y el segundo más popular en la franja educativa de la plataforma en línea.

iStock

¿Te has fijado alguna vez en lo que tu niño/a mira online, cuando le das una pantalla para poder descansar un poco de las exigencias del cuidado de los hijos? Si tu hijo es como la mayoría, lo más probable es que mire hipnotizado pegadizas rimas populares entonadas por personajes animados. ¿Alguna vez te has preguntado por qué los niños pasan gran parte de su niñez mirando estos videos? (Lea "YouTube Kids ya está disponible en Colombia")

Recientemente, el tercer canal indio de YouTube más popular, Chu Chu TV, con aproximadamente cinco millones de suscriptores, llamó la atención de los medios sociales con la publicación de un nuevo reportaje en el que se analiza el motivo de la gran popularidad del canal. Fundado en 2013 por un empresario indio llamado Vinod Chander, Chu Chu TV es ahora el canal de YouTube más visto en la región de Asia Pacífico y el segundo canal educativo más visto en el mundo. El canal también ha acumulado más de 5.000 millones de visitas con 115 videos, en aproximadamente tres años. (Lea "El camino hacia el éxito arranca en YouTube: la historia de Enchufe.tv")

¿Por qué tiene tanto éxito?

A los niños les encantan las repeticiones y rápidamente empiezan a interactuar con una historia que han vivido varias veces. Principalmente, Chu Chu TV presenta canciones infantiles populares que introducen a los niños a habilidades fonéticas tempranas con colores, música y compás. Los videos ayudan a desarrollar el habla y la audición de los niños, y mejoran el vocabulario y el acento con sílabas y tonos repetitivos. Las rimas también estimulan la imaginación de los pequeños usuarios.

Los videos también evitan la negatividad que muchas rimas tienen. Por ejemplo, en la versión del video de Humpty Dumpty en ChuChu TV, Humpty se levanta después de caerse, aprende una lección de su propio error y sigue adelante seguro de sí mismo.

La bloguera británica Karen de Missing Sleep describe cómo Chu Chu TV ayudó a su hijo a crecer: “Realmente siento que nos habríamos beneficiado de ChuChu TV con mi hijo menor, especialmente porque él que era más reacio a aprender a menos que algo le pareciera muy divertido y fascinante. De lo contrario, tiende a desconectarse, así que quiero presentarle ChuChu TV a tantos padres como sea posible, ya que ellos puede que tengan niños exigentes, como fue mi caso, y necesiten una pequeña inspiración de aprendizaje para pasar el tiempo”.

El canal también induce al buen comportamiento, así como la importancia de compartir y decir la verdad. Por ejemplo, un bloguero de Champa Tree escribe cómo un video de Chu Chu TV inspiró a su hijo: “Un día lo vi escuchando una rima muy interesante en el canal. Trataba el tema de lavarse los dientes. Y lo que pasó a continuación es de no creer: se fue derecho al baño y tomó su pequeño cepillo de dientes azul y comenzó a cepillarse las encías”.

En una entrevista, Vinod Chandar mencionó que Chu Chu es el apodo de su hija, Harshita. Dice que el éxito del canal reside en su calidad: “Nos concentramos en la calidad más que en la cantidad. Trabajamos duro en todos y cada uno de los aspectos cuando creamos un video, que incluye la creación conceptual, letras, música, gráficos, animación y la edición final. No cedemos en estos aspectos y los resultados lo demuestran”.

Se ha discutido de manera acalorada acerca de cuánto tiempo los niños deberían pasar diariamente delante de la pantalla. Por ejemplo, el niño norteamericano promedio mira televisión más de cuatro horas al día —dos veces más el límite que recomienda la Academia Norteamericana de Pediatría.

Ver televisión en exceso impide que los niños hagan ejercicio físico, que es muy necesario para ellos. Sin embargo, según han determinado los expertos, la exposición a un tiempo limitado de televisión con contenido de calidad permite que los niños desarrollen algunas buenas habilidades. Además, como cualquier padre sabe con cierto grado de culpa, el tiempo que pasan mirando pantallas (viendo televisión, usando tablets y teléfonos móviles) es probablemente la forma más barata y segura de cuidar niños para la mayoría de las personas.

*La versión original de este texto fue publicada por Global Voices. La traducción es de Rocío Fernández. Licencia Creative Commons