Una “app” que se sabe mover

Moovit, con 15 millones de usuarios en el mundo, ha recibido inversión de BMW y Nokia. Su vicepresidente vino al país a sellar una alianza con Telefónica.

Álex Torres, vicepresidente de Moovit, dice que Colombia es atractivo por sus retos de movilidad y por la penetración de “smartphones”. /Cristian Garavito

Colombia debe prepararse para el ingreso de un millón de carros nuevos a las principales ciudades en los próximos tres años, una cifra similar a la de los automóviles que dejan de circular durante un Día sin Carro en Bogotá. Si no lo hace, deberá enfrentarse a un inminente “colapso de movilidad en las principales capitales”, como advirtió el Departamento Nacional de Planeación.

Aquí se pierde cerca del 2% del Producto Interno Bruto al año por cuenta de los trancones, y no es para menos. Un colombiano pasa en promedio 90 minutos en un trayecto, frente la media de 114 minutos que le toma a un bogotano moverse a diario en la capital, de acuerdo con una encuesta a los usuarios que llevó a cabo en diciembre pasado la plataforma Moovit, una aplicación para planear y conocer el transporte público de las ciudades.

Moovit, creada en Israel en 2012, es una de las apuestas que intentan contribuir de alguna manera a resolver los problemas de movilidad que aquejan a las grandes urbes del mundo. Y, al parecer, la fórmula les ha funcionado. La aplicación está presente hoy en 500 ciudades, 50 países y suma 15 millones de usuarios. La clave, según Álex Torres, vicepresidente de marketing e innovación de Moovit, ha sido el papel de la comunidad en la construcción de la plataforma.

Los usuarios tienen la opción de enviar retroalimentaciones a la aplicación. A partir de los comentarios, los administradores mejoran el sistema de información de la plataforma, que en muchos casos se consolida desde el inicio con ayuda de las autoridades locales. Pero en el 10% de las ciudades donde están presentes, los datos para echar a andar la app se acumularon sólo con ayuda de los usuarios, pues las autoridades no tenían la información.

Moovit tiene varias similitudes con otra aplicación creada para enfrentar los problemas de tránsito en las ciudades, Waze. Comparten esa filosofía y la de ser cocreadas con los usuarios. La diferencia es que Waze, que surgió en 2006, también en Israel, se encarga de los problemas de tráfico, mientras que Moovit se dedica exclusivamente a los sistemas de transporte público. “No somos competidores”, explica Torres.

En todo caso, las semejanzas no son cuestión de azar. Uri Levine, cofundador de Waze, es uno de los directivos de Moovit y dejó Waze cuando fue adquirida por Google. En septiembre pasado, durante su visita a Colombia para participar en Andicom 2014, dijo que el éxito de una herramienta tecnológica como solucionadora de problemas depende de que quienes la desarrollen salgan, conozcan a los usuarios y realmente entiendan su “dolor”. En este caso, un doloroso promedio de 120 minutos por trayecto.

Colombia, según Torres, es el cuarto o quinto mercado más importante para Moovit. Aquí tienen 1,3 millones de usuarios y están preparados para operar en siete ciudades en las próximas semanas: Bogotá, Barranquilla, Cali, Medellín, Santa Marta, Sincelejo y Valledupar. El país se ha vuelto atractivo, por un lado, porque las dificultades de movilidad lo hacen un mercado abierto a las soluciones y, por otro, porque ven con buenos ojos los índices locales de penetración de teléfonos inteligentes y de banda ancha.

En Bogotá se consolidaron con diálogo directo con Transmilenio. “Ponemos la última ruta que esté disponible”, señala Álex Torres, quien estuvo de paso por el país para sellar una alianza con Telefónica. Ahora, en el mapa de Moovit estarán señaladas como puntos de interés las tiendas donde Movistar ofrezca servicio al cliente. El vicepresidente de la startup asegura que están abiertos a este tipo de acuerdos en la medida que sean útiles para los usuarios.

Hoy la compañía no monetiza. Han hecho tres rondas de financiación por un valor de US$81,5 millones. La última sumó US$50 millones, con participación de BMW y Nokia. “Nuestros inversores no quieren que empecemos a monetizar todavía. Nuestro objetivo es conseguir que el producto gane más masa crítica, más usuarios y, una vez tengamos eso, hacemos un testeo de posibles formas de monetizar”. Torres explica que este año tienen en la mira el mercado del sudeste asiático y abrirse camino en China, India y Japón.

Prefieren no hablar de metas de usuarios para este y los próximos años, pero con apenas 60 empleados y 15 millones de usuarios, la palabra startup le empieza a quedar apretada a Moovit, que además de tener sede en Tel Aviv decidió asentarse en San Francisco, California, el punto en el planeta, según el Martin Prosperity Institute, con mayor concentración de startups multimillonarias, con 35 compañías fundadas desde 2003.

 

[email protected]

últimas noticias