La vida vista desde la muñeca

El nuevo lanzamiento de Sony Mobile trae al mercado la Smart Band, un diario que registra calorías, sueño, citas, sitios visitados, entre otros.

La Smart Band es el primer acercamiento de Sony a la prendas inteligentes. / Cortesía

A los japoneses no les gusta hacerse esperar y, por el contrario, son bastante madrugadores. Así lo hicieron los ejecutivos de Sony en el mundial de móviles de Barcelona en febrero pasado, cuando lanzaron el Xperia Z2. Fue la primera rueda de prensa del evento y muy temprano en la mañana, lejos de las costumbres de los europeos.

Lo mismo han hecho en Colombia, no han querido darle más largas al asunto y a pocas semanas de estar disponible en las vitrinas internacionales, el Z2 llega al país de la mano de los principales operadores móviles.

Aunque a la primera impresión uno podría decir que se trata simplemente de una actualización del exitoso Z1, resistente al agua (sumergible hasta un metro) y al polvo, la verdad es que a este nuevo aparato lo acompaña en el lanzamiento un accesorio que ha sido sensación: la Smart Band, una manilla o pulsera digital que deja un registro de todo cuanto pueda hacer en un día el usuario que la ‘vista’.

Con ella se pueden monitorear todas las acciones diarias de quien la lleva, desde el sueño hasta las calorías que se queman o los pasos que se dan.

La pulsera se conecta mediante el sistema NFC (con un toque con el teléfono) a una aplicación llamada Lifelog, que está disponible en la tienda Play de Android.

Esta aplicación busca ser un centro de representación visual de lo que la persona ha hecho a lo largo del día: no sólo su actividad física, sino también las fotografías que ha tomado, los correos que ha recibido, la música que ha escuchado, los lugares a los que ha acudido e incluso las notificaciones de Facebook que ha recibido a lo largo del día.

Es un diario digital, simplemente. Así lo han dicho los directivos de Sony. Ya no será necesario sentarse a escribir cada noche y tratar de recordar los buenos o malos momentos de cada día para dejarlos registrados, sino que bastará con estar conectado desde la mañana y la pulsera lo irá registrando paso a paso.

Lifelog fue bautizado el concepto, una pulsera que además es resistente al agua hasta tres metros de profundidad durante 30 minutos.

Pero Sony va más allá del registro diario de actividades y quiso hacer de esta pulsera una prenda de vestir, por eso tiene infinidad de colores y estilos de su Lifelog que estarán disponibles en todo el mundo. Colores y diseños no faltan para llevar el dispositivo con cada prenda de ropa u ocasión, inclusive como un collar para aquellos que prefieren este tipo de accesorios.

Para Kunimasa Suzuki, CEO de Sony, el camino está trazado hacia las prendas de vestir inteligentes y la compañía japonesa quiere deambular por allí.

El accesorio acompaña al Z2, un potente equipo más delgado que su antecesor, el Xperia Z1, que es capaz de grabar video en 4k (la más alta definición disponible para el cine) y aumenta el tamaño de su pantalla hasta las 5,2 pulgadas, desde las cinco pulgadas del Z1, resolución Full HD pero con tecnología triluminos.

Los videos se pueden editar en tiempo real y agregar efectos. Además, trae la opción de cancelación de ruido en las grabaciones.

Pero los cambios no se quedan allí. El nuevo Z2 incluye un procesador Qualcomm de 2,3 gigaherzios y 3 gigas de memoria RAM, muy cerca de cualquier PC de alto rendimiento.

Equipado con Android Kit Kat, mantiene su cámara de 20,1 megapíxeles, su conectividad LTE y su característica resistencia al agua. Mide 8,2 mm de grosor, continuando así como uno de los más delgados del mercado.

Tiene además un procesador de cuatro núcleos a 2,3 gigaherzios, 3 gigas de memoria RAM y conectividad LTE.

Los precios de entrada tanto para la Smart Band como para el Xperia Z2 no están lejos del precio global que ha establecido la marca.