La visión de las consolas según Microsoft

La empresa anunció una versión más pequeña del Xbox One, así como dio detalles del que será su dispositivo insignia en el mercado, que estará listo en 2017.

El Xbox One S vendrá en blanco y estará disponible desde agosto por US$300 para la versión menos poderosa.Cortesía - Microsoft

Microsoft lanzará este año una versión más pequeña, aunque más poderosa, del Xbox One, que actualmente es la consola insignia de la compañía. El nombre del nuevo dispositivo será Xbox One S y vendrá en tres versiones, dependiendo de la capacidad del disco duro: 500GB, 1TBy 2 TB (disponibles después de agosto).

La nueva consola es 40% más pequeña que el actual Xbox One y podrá exportar video para pantallas HDR en juegos y en 4K para películas. El control también tuvo un rediseño, aunque mucho más sutil; ahora podrá conectarse vía Bluetooth, lo que aumenta su rango de acción respecto a la consola y también permite que se conecte más fácilmente con un computador.

El anunció de Microsoft llegó como parte de su conferencia en el Electronic Entertainment Expo (E3), que arrancó oficialmente este lunes en Los Ángeles (EE.UU.). En el evento la empresa también mostró varios de los juegos que llegarán para sus consolas y para Windows 10 próximamente. Dentro de estos destacan Gears of War 4, una saga con una fanaticada entusiasta, a juzgar solamente por los gritos y aplausos del público que hubo durante la conferencia.

Además de la introducción formal del Xbox One S, la compañía también reveló detalles de su próxima consola, que hasta el momento sólo es conocida internamente como Project Scorpio, tal y como había sido anticipado por sitios y blogs especializados.

La nueva consola, que estaría a la venta para finales de 2017 tendría soporte para juegos en 4K, así como para equipos de realidad virtual. Una de las noticias más agradecidas por los asistentes al evento del E3 fue el hecho de que los juegos que hoy corren en el Xbox One también lo serán para la nueva consola.

Los escasos detalles revelados por Microsoft no alcanzan para inferir qué dispositivos de realidad virtual podrán ser accesibles a través de Scorpio: Oculus Rift, Vive de HTC…

Esta ambigüedad ha desatado una nueva ola de rumores y comentarios en foros acerca de la posibilidad de que la compañía esté pensando en producir su propia versión de esta tecnología; una apuesta acaso lejana si se tiene en cuenta que la empresa tiene planes para HoloLens (un dispositivo que proyecta hologramas).