“El balance de lo que vamos de Tour es muy bueno”: Egan Bernal

El colombiano habló luego de la dureza de la sexta etapa en la que el grupo se seleccionó en el ascenso a La Planche Des Belles Filles.

AFP

Egan Bernal es uno de los primeros en ir a la firma de planilla antes de la séptima etapa del Tour de Francia que salió de Belfot. Es fácil reconocerlo, pues va con la camiseta blanca del líder de los jóvenes. Y no es que esté puntuando esta clasificación, solo que el dueño de ese maillot, el italiano Giulio Ciccone, lleva otro más importante, el amarillo. El colombiano saluda a la gente y de fondo, a sus espaldas, se ve sin obstáculos el León de Belfort, la escultura que recuerda lo dura que fue la guerra franco prusiana del siglo XIX. 

El animal, hecho con bloques de gres esculpidos de manera individual antes de ser trasladados a la cima de una montaña, sirve de fondo para los que toman fotos frente a la tarima oficial. Hasta allí tiene que ir cada ciclista, a escribir su nombre de puño y letra en un protocolo que se repite a diario.

No se pierda nuestro especial del Tour de Francia 2019

Ya en el bus del equipo Ineos, antes de subir para  ultimar detalles, Egan habla con la prensa de lo que fue la jornada del día anterior. “La llegada fue muy dura, especialmente los últimos 300 metros. Una pared. Fue un golpe duro dar la última curva y darme cuenta que lo que venía era más fuerte”, dice el colombiano que apenas está descubriendo el Tour y sus peligros, y la rudeza de sus cimas.

Lo del La Planche Des Belles Filles no es para preocuparse, como algunos alarmistas lo quieren hacer ver. Sí, Bernal llegó por detrás de Nairo, cedió segundos con su compañero Geraint Thomas, pero estuvo en el grupo de favoritos. Solo fue una muestra de no haber pasado por allí antes, de que con 22 años todavía hay cuestas históricas que faltan por conocer.

Thomas, 11 años mayor que el cundinamarqués, guardó fuerzas y en último giro a la derecha sobre una carretera tierrosa se aplicó más fuerza y arribó por delante. “Es importante lo que hizo de cara a la general. Es el líder y es bueno verlo tan fuerte en instantes como esos en los que se sufre”, agrega Egan, que entre más kilómetros suma más entiende que este deporte es para sufrir y para disimular, a la vez, esa agonía.

Sin afanes y con un paso seguro, así como sus palabras y su entonación cuando las pronuncia, el colombiano habló de lo que será clave en los próximos días para él, para Thomas y para el Ineos en general. “Hay que seleccionar bien las etapas en las que se debe entregar todo. Por ahora esperamos la crono individual en la que de seguro se sacarán más diferencias y el panorama aclarará. Todo viene muy apretado”, concluyó.