El infierno que vive Nairo Quintana con el Movistar en el Tour de Francia

El colombiano, ya sin opciones de ganar la carrera, no ha estado a la altura y su equipo tampoco le ha dado pleno respaldo. Las declaraciones a la prensa ponen al desnudo el tenso momento que se vive en la escuadra española. Con los días contados.

AFP

A finales de mayo, en una rueda de prensa en Bogotá, Nairo Quintana, quien se preparaba para su sexto Tour de Francia, soltó, de forma directa, fiel a su forma de ser, su petición al director del equipo para afrontar la competencia de ciclismo más importante del mundo: una escuadra plenamente entregada a él. 

“Le he dicho a Eusebio Unzué que prefiero corredores que anden un poco menos, pero que los tenga a entera disposición para sentirme que estoy realmente acompañado, respaldado;  de esa manera me da tranquilidad y felicidad”, fueron sus palabras. 

En la edición del año pasado, el boyacense fue líder junto a Mikel Landa y Alejandro Valverde, por lo que las fuerzas del Movistar Team no estuvieron concentradas del todo en él.

A pesar de su solicitud, el equipo español sorprendió con una nómina conformada por los dos españoles, además de Andrey Amador, quien al igual que Landa venía de correr el Giro de Italia. Y para rematar sin Winner Anacona, fiel gregario y amigo de Nairo en la carretera. (Lea: Egan Bernal: "Nada se pierde por soñar, pero hay que ser realistas")

Una petición que pasaron por alto, pues el boyacense ya no tiene la espalda de años anteriores en la escuadra española. Su contrato acabará a final del año y es un secreto a voces que partirá al equipo Pro Continental Arkea. Las relaciones de Nairo con sus compañeros y el equipo no pasan por su mejor momento.

Tras el mal día que tuvo en la etapa 14, en la que perdió tres minutos y medio en el Tourmalet, pues sus compañeros nunca dejaron de tirar el grupo y no lo auxiliaron cuando quedó descolgado por el rigor de su propia escuadra, quedó en evidencia el cortocircuito que existe entre todos. "Hemos llevado el mando de carrera y lo intentamos, pero Nairo no estaba bien, cosa que no sabíamos porque no dijo nada. No sé qué ha pasado, pregúntenle a él cuando venga", las duras y frías palabras de Alejandro Valverde. 

Y remontándonos a apenas al segundo día, luego de la complicada contrarreloj por equipos, Andrey Amador soltó unas declaraciones que para muchos fueron consideradas como un dardo hacia el boyacense. "Al final es una lástima, pero bueno, él (Nairo) estaba también en el equipo, él dio también los relevos y él sabe por qué se perdió". 

Y desde que llegó hace dos temporadas, Mikel Landa no ha tenido buena sintonía con el colombiano, pues el español llegó marcando territorio asegurando que él es el líder del equipo. Declaraciones a las que Nairo siempre respondió de la misma manera: "El líder soy yo". 

(El hombre que cuida las piernas de Nairo en el Tour de Francia)

"Voy a intentar ganar el Tour", el aviso de Landa antes de la carrera. La escuadra fue con dos flechas para ganar la ronda francesa. "Si me toca mediar entre ellos dos, lo haré", había dicho Valverde, haciendo alusión al conflicto de liderazgo que se vive en el Movistar. Si bien en el Tour no tuvo un equipo plenamente dispuesto a él, Nairo tampoco respondió en la carretera y no ha estado a la altura. Es 13 en la clasificación general a 8:28 del líder, Julian Alaphilippe. Ni el Movistar estuvo para él, ni Nairo para el Movistar. La responsabilidad es compartida. 

Y en medio de todo ese ecosistema hostil, la prensa, sobre todo la española, (Landa y el Movistar son españoles) ha jugado un papel explosivo. Por ejemplo, el Diario Marca ha sido férreo crítico del boyacense. "No es bonito hacer leña del árbol caído, pero es que este tronco lleva más de un año hueco por dentro", dice el rotativo sobre el "autoproclamado líder del Movistar". 

(Dave Brailsford, el caballero del ciclismo mundial)

Eso sí, los resultados de ambos líderes a sus 29 años son diametralmente opuestos. Landa, quien viene de ser cuarto en el Giro de Italia 2019, fue cuarto en la edición del Tour de 2017 y tercero en el Giro de 2015, esos son sus resultados más destacados en grandes vueltas. Mientras que Quintana fue campeón del Giro 2014 y de La Vuelta a España 2017, además se subió a cuatro podios más (tres en el Tour y uno en el Giro). 

El romance de Nairo y el Movistar tiene los días contados. 

872052

2019-07-21T13:02:44-05:00

article

2019-07-21T19:39:07-05:00

tblanco_1279

tour-de-francia-2019

Redacción deportes

Ciclismo

El infierno que vive Nairo Quintana con el Movistar en el Tour de Francia

74

5355

5429