La Toya Jackson, sorprendida por el apoyo que recibe Paris

La hermana del 'rey del pop' pide respeto a la privacidad de la familia, después de que su sobrina intentó suicidarse.

 La Toya Jackson con Paris, Prince y Blanket Jackson.
La Toya Jackson con Paris, Prince y Blanket Jackson.Bang Showbiz

La Toya Jackson, hermana de Michael Jackson ha querido dar las gracias a los medios de comunicación y a la opinión pública por la gran preocupación mostrada por el estado de salud de Paris, la hija de 15 años del fallecido 'rey del pop' que trató de quitarse la vida el pasado miércoles. Aunque la artista asegura que la familia ha recibido innumerables ejemplos del cariño que la gente siente por los hijos de la estrella del pop, al mismo tiempo ha querido pedir a la prensa que respete "al máximo" la intimidad de una mediática familia que vuelve a verse sacudida por el drama.

"Estamos profundamente agradecidos por todas las muestras de preocupación que hemos recibido por la salud de Paris, todavía estamos abrumados por el cariño y los buenos deseos que hemos presenciado por parte del público y de los medios de comunicación. No obstante, me gustaría pedir a todo el mundo que respetara al máximo la privacidad de la familia durante estos duros momentos, ya que es la familia quien debe solucionar todos estos asuntos en privado y con tranquilidad", insistió La Toya al canal E! News.

Sin embargo, la mayoría de los detalles que se han ido desvelando sobre el intento de suicidio de Paris Jackson -como la confirmación de que trató de quitarse la vida cortándose una muñeca y la posibilidad de que el detonante del suceso fuera la prohibición de asistir a un concierto de Marilyn Manson- proceden tanto del ámbito familiar de los Jackson como de la madre de la joven, Debbie Row, con quien la mediana de los hijos de Michael Jackson había comenzado a estrechar su vínculo sentimental tras años sin relacionarse.

Y ha sido precisamente Row quien ha querido justificar de alguna forma el dramático incidente de su hija haciendo referencia a numerosos factores de riesgo que han colisionado en este caso: la sensibilidad inherente a la personalidad de Paris, la inestabilidad emocional de la adolescencia y, sobre todo, el hecho de ser la hija de la mayor estrella del pop del planeta.

"Lo cierto es que Paris ha estado sometida últimamente a mucha presión y ha tenido que presenciar episodios bastante desagradables que han afectado gravemente a su autoestima. Paris no ha sido ajena a todo el ruido mediático que se ha vuelto a armar por las acusaciones de pederastia de Michael, y encima ha tenido que soportar en el colegio el acoso y la humillación de varios gamberros por este tema. Y hace poco tuvo que prestar declaración en el juicio por la muerte de su padre, que no es un plato de gusto para nadie y menos cuando se han dicho cosas tan dañinas como que Michael tomaba drogas o, incluso, que no era su padre biológico. Todas estas cosas se acumulan y, en el caso de Paris, llega un momento en que estallan porque es simplemente insoportable", explicó Debbie poco después de que se confirmara que la salud de Paris no corría peligro y que estaría internada en el hospital durante tres días