28 Mar 2017 - 8:16 p. m.

A recorrer México en cuatro días

Comenzó la cita más importante para el turismo mexicano: el Tianguis Turístico. Durante la ceremonia de inauguración, representantes del gobierno analizaron los retos que enfrenta el país para alcanzar la meta de atraer 50 millones de visitantes al año.

marcela díaz sandoval

En una concurrida ceremonia, se llevó a cabo ayer la inauguración de la edición 42 del Tianguis Turístico. Este evento, considerado la máxima fiesta del turismo en México, superó el número de participantes comparado con las versiones anteriores celebradas en Guadalajara, Puebla y Cancún. Serán cuatro días en los que se reunirán representantes de 86 países, más de 2.600 expositores y 950 empresas que concretarán citas de negocios para tener presencia en los 32 estados mexicanos. En total, se prevé la asistencia de 12 mil personas.

Las primeras palabras estuvieron a cargo de Héctor Astudillo, gobernador del estado de Guerrero, quien dejó claro que la columna vertebral de la economía en esta zona del país es el turismo. “Este sector genera 235.000 empleos, anualmente nos está trayendo 13 millones de visitantes. Recientemente fuimos el foco del mundo con el Abierto Mexicano de Tenis, la Convención Nacional Bancaria y el Campeonato Mundial de Tiro”.

Luego se concentró en explicar por qué una vez más se había decidido realizar el Tianguis en Acapulco. Y las razones se resumen en la calidez de su gente, en que este destino es la génesis de la cultura turística en México, el repunte de la conectividad, la mejora en el sistema financiero y una promoción más estratégica que busca llegarle a un público específico: asiáticos, europeos y latinos.

Sin embargo, como no se puede avanzar en propósitos futuros ignorando los desafíos presentes, los representantes estatales mencionaron las estrategias que van a empezar a implementar. Entre ellas, el mejoramiento de la seguridad pública -no sólo blindando al turista sino promocionando una imagen más apropiada-; democratizar los beneficios del turismo y aumentar las inversiones públicas en los destinos más visitados para hacerlos más competitivos y sostenibles. Sólo así se acercarán a la meta de llegar a los 50 millones de visitantes y tener la infraestructura adecuada para recibirlos.

“Todo esto lo vamos a hacer pensando en el desarrollo social, estamos trabajando en un mecanismo para que los estados tengan un mejor nivel de vida. El turismo puede ser detonador del crecimiento económico, solo falta que México abra más su abanico”, dijo Pablo Azcárraga, presidente del Comité Ejecutivo del Consejo Nacional Empresarial Turístico.

Por su parte, Enrique de la Madrid, secretario de Turismo de México, explicó que la tarea al interior del país ya se viene haciendo y de qué manera. Actualmente, el 85% del consumo turístico nacional es de los mexicanos gracias al Programa Viajemos Todos por México. Y el 8,4% del crecimiento hotelero en temporada baja es gracias al consumo interno.

La ceremonia terminó con las palabras del presidente de México, Enrique Peña Nieto. “Desde 2013 el número de visitantes extranjeros creció más del 50%, pasamos de 23 millones de visitantes a 35 millones, la meta es llegar a los 50. Actualmente estamos en la lista de los diez destinos más visitados del mundo, hemos aumentado el número de divisas que dejan los turistas, pasando de US $12.000 millones a US $20.000 millones y nueve millones de mexicanos tienen trabajo gracias a este sector”.

Y aunque reconoce que son cifras que los motivan y alientan, también afirma que se trata de un impulso para seguir trabajando por más. “Queremos estar en la lista de los cinco destinos más visitados”. Un propósito sintonizado con las palabras que les dejó Taleb Rifai, secretario general de la Organización Mundial de Turismo: “El mundo los está mirando, confía en ustedes. México es un mundo propio y es el futuro. Cumplan las expectativas”.

 

 

Comparte: