Turismo

Publicidad
9 Feb 2022 - 6:58 p. m.

¿Cómo convertirse en un viajero sostenible?

Conozca 10 prácticas para disfrutar responsablemente de destinos únicos y biodiversos.
María Alejandra Castaño Carmona

María Alejandra Castaño Carmona

Subeditora de Especiales Editoriales y Turismo
Lo fundamental para que un modelo turístico sea sostenible es que ayude a conservar la biodiversidad y los recursos naturales de su entorno.
Lo fundamental para que un modelo turístico sea sostenible es que ayude a conservar la biodiversidad y los recursos naturales de su entorno.
Foto: Getty Images

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), el turismo sostenible es aquel “que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

Las alternativas sostenibles se han convertido en un requisito importante para los amantes de los viajes; de acuerdo con un estudio realizado por Despegar —la empresa de viajes líder de Latinoamérica—, cerca del 70 % de los viajeros planean visitar un destino con naturaleza para eliminar el estrés que ha provocado la pandemia.

Por lo tanto, es indispensable que, al visitar estos lugares repletos de riquezas culturales y naturales, se lleven a cabo acciones que minimicen el impacto del viaje en el medio ambiente. Según la OMT, lo fundamental para que un modelo turístico sea considerado sostenible es que ayude a conservar la biodiversidad y los recursos naturales de su entorno.

“Viajar responsablemente es devolver a los destinos la maravillosa experiencia que nos están permitiendo llevar a cabo. De nuestro cuidado y conservación por el medio ambiente dependerá que los destinos naturales de Colombia y el mundo sigan siendo igual de hermosos con el paso de los años”, dice Inés Hochstadter, Country Manager de Despegar Colombia, Perú y Ecuador.

¿Y cómo mejorar el modelo de negocio y optar por uno más sostenible? Estas son tres claves, según la OMT.

1. Optimizar los recursos medioambientales

Cualquier proyecto turístico que se precie de ser sostenible debe proteger el ecosistema en el cual se ha establecido. Los servicios o productos que se ofrezcan deben estar en sintonía con esta filosofía y funcionar en torno a la naturaleza, sin pasar por encima de ella.

2. Proteger la cultura local

Otro factor fundamental es el respeto a la comunidad en la cual se establece el hotel o el negocio turístico en cuestión. ¿Qué significa esto? Que el proyecto debe ser respetuoso con los valores tradicionales locales, la gente, la arquitectura, la historia y las tradiciones. Si no se establece un modelo que privilegie estos elementos por encima del beneficio económico, no se puede considerar sostenible.

3. Reparto justo de ganancias

La economía es un aspecto importante de un modelo de turismo sostenible. Es fundamental garantizar que el hotel o negocio turístico reporte ganancias, pero también que haya un equilibrio en lo que respecta a su distribución. ¿Cómo se logra esto? Usando esos recursos para generar oportunidades de empleo entre los habitantes del sector, obtener servicios sociales y ser un factor de cambio en su comunidad.

Por otro lado, si lo que busca es ser un viajero sostenible, este es un decálogo que construyó Despegar con los principales consejos.

(Lea también: 7 destinos en Colombia donde el turismo es responsable y sostenible)

1. Minimice la cantidad de residuos que genere: durante el viaje es prácticamente imposible no generar residuos (incluyendo, por ejemplo, el ahora común uso del tapabocas y los artículos antibacteriales). Un viajero sustentable debe buscar un consumo responsable, generando la mínima cantidad de basura y, en caso de hacerlo, tener como prioridad dejar limpio el lugar. Recuerde tirar sus residuos en basureros y separarlos según su procedencia y, si no hay un contenedor cercano, lo mejor es llevárselos para poder tirarlos en un lugar designado.

2. Use su propio termo: viajar implica en muchas ocasiones conocer nuevos lugares a pie, ya sea en caminatas por parques, bosques o ciudades, es por eso que debemos mantenernos hidratados. Para ello, lleve un recipiente o termo que pueda llenar en el lugar donde se hospeda, evitando comprar agua embotellada y, con ello, el uso excesivo de plástico.

3. Compre productos locales: la sustentabilidad también está relacionada con el apoyo a las localidades que visitamos y a las personas que viven del turismo. Por eso, puede contribuir al consumir artesanías originarias del destino que visite, así como elegir lugares para comer que sean típicos del lugar, lo que seguramente le garantizara alimentos de calidad y mejores sabores en su experiencia.

4. Elija tours locales: así como se consumen productos, también se debe priorizar que los servicios que requerirá durante el viaje, como guías o tours, sean brindados por habitantes del lugar, pues son ellos quienes lo conocen mejor y al hacerlo estará apoyando el crecimiento de su economía local.

5. Hospédese responsablemente: si es un amante de la aventura y le gusta acampar al aire libre, es recomendable estar informado de los lugares en los que está permitido, es seguro hacerlo y protegen el medio ambiente. Si decide hospedarse en hoteles, prefiera aquellos que estén comprometidos con esta labor; por ejemplo, mediante el uso de productos de higiene naturales, de bajo impacto ambiental y que fomenten el ahorro de energía y agua potable.

6. Investigue sobre los destinos turísticos y actividades a realizar: existen servicios turísticos que buscan promover el cuidado del medio ambiente, tienen programas de protección de los recursos naturales e iniciativas sustentables que impactan de forma positiva en la vida de las comunidades. Al viajar, estos pueden ser una gran alternativa para vivir una nueva experiencia.

7. Respete la flora y fauna: es muy importante mantenerlos así, sobre todo si estamos en entornos naturales espectaculares, evitando afectar la flora y fauna. Si su viaje es en un lugar de este tipo, contribuya respetando a los animales silvestres o salvajes, así logrará que el viaje sea una experiencia en armonía con el medio ambiente.

(Lea también: Argentina natural, un destino para todos los gustos y presupuestos)

8. No extraiga especies vegetales ni animales: muchas veces quedamos enamorados de un destino, sobre todo si es al aire libre o en la naturaleza, tanto que nos gustaría llevárnoslo de regreso. Puede parecer inofensivo, pero extraer plantas, insectos o cualquier clase de animal solo creará un impacto negativo y desequilibrio en el ecosistema.

9. La bicicleta es su mejor amiga: cuando nos referimos a los traslados sustentables, sin duda la bicicleta se lleva los galardones turísticos, pues es práctica y le permite visitar lugares montañosos o incluso recorrer ciudades completas, ya que en algunos destinos urbanos es posible alquilar una y dar un paseo sobre ruedas.

10. Adáptese a las costumbres de los lugares que visite: en cualquier viaje, tenga presente que usted es un invitado a una casa ajena; por lo que, sin importar si es al extranjero o dentro del país, es clave respetar las costumbres y tradiciones en todo momento.

👀🌎📄 ¿Ya está enterado de las últimas noticias del turismo en Colombia y en el mundo? Lo invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias