16 Jul 2018 - 8:47 p. m.

Circuito mágico que despierta los sentidos, en Lima

Un lugar para volver a ser niño. Además de su encanto único, tiene el Récord Guinness al Complejo de fuentes de agua más grande del mundo en un parque público, y la fuente de agua con un géiser de 80 metros de alto. El plan perfecto para disfrutar en familia, bienvenidos.

María Alejandra Castaño Carmona - mcastano@elespectador.com

Cae la tarde, los limeños salen de sus trabajos, los niños y jóvenes llegan al estadio Nacional de Lima para practicar algún deporte, las anticucherías de la Alameda de la Integración preparan sus mejores platos, e invitan a locales y turistas a degustar sus delicias; en los diversos puestos comerciales se ofrecen las camisetas y se leen mensajes de apoyo a la Selección de Perú, o Alianza Lima, uno de los equipos de la capital… y lo más bonito está por llegar.

Muchos cuentan que el Circuito Mágico del Agua del Parque de la Reserva, es uno de los mejores atractivos de Lima, sin embargo, hay que vivirlo y disfrutarlo personalmente para entender por qué causa tanto encanto y admiración. Debe ser especial, para que, en medio de sitios arqueológicos, un Centro Histórico declarado Patrimonio de la Humanidad, deliciosos restaurantes, distritos perdidos en el tiempo, entre otros encantos limeños, algunos aseguren que es su favorito.

Los adultos vuelven a ser niños, y los más pequeños disfrutan, con su magia y admiración, lo más bonito del Circuito, inaugurado el 26 de julio del 2007.

Este es uno de los proyectos municipales de gran envergadura y símbolo de la recuperación de los espacios públicos de Lima. Cuenta con trece fuentes cibernéticas, apoyadas con la más alta tecnología, donde la música, el agua, el sonido y las luces láser se mezclan para presentarnos espectáculos únicos.

En el año 2007, el Circuito Mágico del Agua ganó Récord Guinness al Complejo de fuentes de agua más grande del mundo en un parque público, y la fuente de agua con un géiser de 80 metros de alto.

Al entrar al parque, muy bien organizado, con un amplio espacio para las taquillas y una excelente atención de los guías y trabajadores en general, el recibimiento son hermosos jardines con diferentes formas y flores, que contrastan a la perfección con el atardecer y con los pájaros que hacen un espectáculo en el aire, mientras buscan su lugar para dormir. Una explosión de colores y emociones, mientras, a lo lejos, se siente la brisa del mar y el sonido de la ciudad.

A las seis de la tarde se prenden las luces de las fuentes y los faroles, es bueno llegar unos minutos antes de esa hora para ver cómo cambia el Circuito. Los colores del cielo van desapareciendo, y la oscuridad de la noche le da un contraste adicional al intenso color de las luces que iluminan el agua.

La Fuente Mágica, construida sobre la original de 1929, es la primera que se ve si uno sigue el recorrido que aconseja el Circuito. Con ocho pequeñas fuentes sevillanas restauradas, acompañadas con imponentes esculturas de indígenas, nos sorprende cuando de las palmeras desbordantes de agua sale el majestuoso géiser de más de 80 metros de altura con una impresionante fuerza que parece llegar al infinito. El agua forma una gran cúpula central y se forma un juego coreográfico acompañado de suaves melodías.

Rodeando el circuito hay puestos de comida rápida, helados, dulces, refrescos y café. Tienen un estilo romántico y antiguo, que, con la música, y el entorno en general hacen que los visitantes se pierdan en el tiempo.

La Fuente de la Fantasía es un espectáculo de 120 metros de largo y más de 20 metros de ancho con una coreografía hidráulica que sincroniza el movimiento del agua, el color y la música. Donde en una gran pantalla de agua se pueden observar lindas imágenes de Perú. El juego de luces láser acompaña el espectáculo enriqueciéndolo con figuras de ensueño que, contrastando con el agua, producen un efecto multicolor llenando la noche de fantasía y emoción.

La Fuente Cúpula, donde el visitante sentirá el encanto de ingresar sin mojarse; la Fuente de la Ilusión, ubicada sobre la plazuela Sucre; la Fermín Tangüis, que recrea un fascinante jardín acuático; la Fuente de la Armonía, de perfección geométrica, con una pirámide futurista compuesta por 72 surtidores y 68 proyectores; y la del Arcoíris, que asemeja uno gigantesco, evoca la fuerza de la naturaleza e invita a disfrutar de un imponente juego de colores.

La Fuente de las Sorpresas, un túnel de agua de 35 metros de longitud, emociona a los visitantes quienes disfrutan su paso bajo los perfectos arcos de agua. La luminosidad incandescente invita a guardar el recuerdo del recorrido por las fuentes del Circuito Mágico en una creativa foto, y en el corazón.

La Fuente Laberinto del Ensueño tiene 23 metros de diámetro, es la más visitada por sus efectos sorpresa del agua, donde los visitantes se enfrentan a paredes virtuales de agua con diferentes y entretenidos efectos, generando un espectáculo coreográfico donde los niños y adultos esquivan los chorros de agua, hasta llegar al centro de la Fuente, sin mojarse. A veces es imposible, pero hace parte del juego, las sonrisas de los niños corriendo, mojando a quiénes los rodean, son un buen complemento.

Si lo que quiere definitivamente es jugar con el agua y sus luces de colores, con chorros aleatorios, está la Fuente de los Niños, donde terminará emapado pero con una gran sonrisa. El Circuito tiene disponible un amplio y organizado sector con vestidores, todo muy bien pensado para disfrutar de una noche inolvidable, llena de fantasia y diversión. 

En breves:

El Circuito Mágico del Agua está ubicado en el Parque de la Reserva, con condición de parque histórico, ambiente Urbano Monumental y Patrimonio Histórico de la Nación.

13 trece fuentes cibernéticas, apoyadas con la más alta tecnología donde la música, el agua, el sonido y luces láser se mezclan para presentarnos espectáculos únicos e increíbles.

Horario

Martes a domingo

3:00 p.m. - 10:30 p.m.

Horario de espectáculos

Martes a domingo

7:15 p.m. - 8:15 p.m. - 9:30 p.m.

Tarifas

General: 4.00 soles - 3.500 pesos colombianos aproximadamente.

Menores de 5 años y personas mayores de 65 años: Gratis.

 

 

Comparte: