17 Dec 2020 - 6:35 p. m.

De gerente a mochilero, una oportunidad en medio de la pandemia

Un libro del viajero Juan Fernando Campo que reúne 56 historias por el mundo haciendo labor social. Relatos que le podrían enseñar a viajar y a ayudar a encontrar su propósito de vida. Esta es la historia.

Juan Fernando Campo - @Juanitoviajero

Sé que para muchos han sido tiempos difíciles y no quiero sonar insensible con esta realidad.

Cuando empezó la pandemia tuve que cancelar los viajes del año, los proyectos se cayeron y mis sueños se los tragó la tierra. Me deprimí y estuve encerrado tres meses en casa, sin pararme de la cama. Me enfoqué en series, videojuegos y en alimentarme como un marrano; había olvidado todo lo aprendido en los últimos cuatro años. Era una montaña rusa; una de tres semanas me la pasaba durmiendo y luego me automotivaba, pero volvía a decaer, sin ganas de hacer nada.

Convivir en familia no fue fácil, me tomó tiempo aceptar y adaptarme a la cotidianidad. El consumo de noticias me robó la esperanza. Los ahorros me tranquilizaron, pero la mente me creó escenarios pesimistas, donde los sueños pasarían a otra vida. Debía ser agradecido, la tragedia del mundo era terrible y lo mío eran pequeñeces, pero la pasividad nublaba mi horizonte.

Un día me miré al espejo, pude ver luz en medio de esa oscuridad y reconocí a mi alma viajera. Recordé aquel guerrero soñador de años anteriores, que había renunciado al mundo corporativo para cumplir sus sueños.

Yo tenía un proyecto pendiente y en ese momento hice un pacto sagrado, cara a cara, para cumplirlo. A los ojos me dije que lo lograba o lo lograba. No valdría excusa ni un camino diferente.

Pasaron cinco meses y solo escribía y escribía. Me costó romper la inercia, enfrentarme a la hoja en blanco y ser creativo. La historia ya se había contado, pero que difícil era para un ingeniero de sistemas, expresarse en líneas y conjugar la historia pasada con la tragedia del presente. Mi única inspiración, era mirar colibrís desde la ventana y viajar al pasado con fotos.

12 horas al día, cinco meses, una dosis de perseverancia y el apoyo de expertos, fueron la fórmula mágica, para plasmar la historia de la oficina y 56 historias por el mundo haciendo labor social. Cuatro años pasaron y ahora puedo decir lo logré. He terminado mi libro “De Gerente a Mochilero”, las crónicas de un hombre común que lo dejó todo para dar la vuelta al mundo.

El objetivo de este libro es que lo entretenga con sus maravillosas historias, que le enseñe a viajar por el mundo, que le brinde los consejos para dejar el trabajo de oficina que no le gusta y a luchar por sus sueños, pero, sobre todo, que le ayude a encontrar su propósito de vida.

Las 258 páginas están escritas con amor, fuerza y esperanza. No pretendo que usted sea un viajero, pero sí que viva una vida feliz haciendo eso que tanto le gusta.

Feliz navidad.

Comparte: