22 May 2018 - 7:57 p. m.

¿Dormiría en un hotel cápsula?

Habitaciones compactas, con pocos lujos y precios muy cómodos, están comenzando a popularizarse en el mundo.

Redacción Especiales

De acuerdo con el portal Booking.com, una de las tendencias en crecimiento a nivel mundial durante este 2018 es la de los hoteles “pod”, cuya premisa consiste en ofrecer espacios cómodos y compactos, por lo general para una persona, sin demasiados lujos. Se trata de una experiencia ideal para estadías cortas y para viajeros con bajo presupuesto.

De acuerdo con voceros del sitio web, estos hoteles están diseñados con la idea de no robarle protagonismo al destino. Por ello, las cápsulas cuentan con apenas lo necesario para descansar y pasar el rato mientras llega la hora de dormir. Esto quiere decir que además de la cama cuentan con puertos de carga para dispositivos electrónicos, luces de lectura, radio y, en algunos casos, espacio para el equipaje, aunque lo tradicional es guardarlo en casilleros repartidos por todo el edificio.

Ahora, si bien este tipo de hospedaje nació en los años 80 en Japón como una alternativa cómoda y económica para quienes perdían el último tren a casa en las grandes ciudades o para aquellos que querían pasar una noche de fiesta lejos de casa, la verdad es que las cápsulas han evolucionado bastante, e incluso cruzado fronteras. Lejos del look plástico y simple que suele verse en películas y programas de televisión, estos espacios han sabido llenarse de diseño y hasta aventura en destinos como Moscú, Taipei, Sidney y hasta Cuzco.

Australia, de hecho, es el país más reciente en unirse a esta tendencia, con la inauguración de The Pod a inicios de este año. Cuenta con comedor y baños compartidos, una sala comunal para ver televisión y una cocina abierta totalmente equipada. Además, se encuentra ubicado en el corazón del distrito financiero de Sidney, a menos de un kilómetro del teatro Capitol y el puerto Darling.

Por otra parte está el InterQUBE Chistye Prudy, en Moscú. Dispone de cápsulas con capacidad para una o dos personas, cada una con aire acondicionado, perchero y caja fuerte. Los precios por noche oscilan entre los $40.000 y los $60.000 y si bien estará copado durante las fechas del Mundial, puede ser visitado durante cualquier fecha del año, pues se encuentra a menos de diez minutos en auto del Kremlin, la Plaza Roja y la catedral de San Basilio, principales atracciones turísticas de la capital rusa.

Si está buscando algo más cercano, o extremo, la alternativa es el Skylodge, en los Andes peruanos. Situadas a las afueras de Cuzco, estas tres cápsulas transparentes se encuentran empotradas a 400 metros de altura en la cima de la montaña. Como es de esperar, para llegar allí es necesario escalar o ascender a través de un sendero bastante exigente. Arriba, las acomodaciones son de primera categoría , con cena y baño privado incluidos.

El Capsule Pod Boutique Hostel, en Singapur, con exteriores coloridos e interiores muy sobrios; The LAF Hotel Aree, con wi-Fi gratis y hasta servicio de alquiler de autos, en Bangkok, o el UZ Hostel, de Taipei, en Taiwán, que tiene televisores en cada cápsula y hasta cuarto de lavado, también se han convertido en opciones populares, según Booking. ¿Usted se le mediría a probar estas pequeñas habitaciones?

Temas relacionados

TurismoHotelesViajes
Comparte: