17 Sep 2013 - 12:37 p. m.

El río de los cinco colores

En el Parque Nacional de La Macarena se encuentra uno de los lugares más ricos en biodiversidad del mundo.

Redacción Buen Viaje

 Dicen que es uno de los ríos más llamativos del mundo. El de los cinco colores. Sus cristalinas aguas esbozan tonalidades que van desde el intenso rojo cobrizo, pasando por el amarillo, negro, azul petróleo hasta desencadenar en unos suaves matices verdes que se acentúan con el reflejo de la vegetación que habita en la orilla. Durante su recorrido, de más de 100 kilómetros, los remolinos que va formando el agua a su paso crean lagunas de diversos colores que se van difuminando con el paso de las horas.

La paleta de tonalidades que sorprende por su magnífica belleza no sería posible si no existiera, en las profundidades, la presencia de algas de diferentes colores, especialmente la Macarenia Clavígera, responsable de darle el color rojo predominante al río. Caño Cristales, ubicado en la meseta sur de la serranía de La Macarena, en el departamento del Meta, no sobrepasa en su parte más ancha los 20 metros, es un río más bien angosto y poco caudaloso que corre en sentido oriente hasta rendirse en el río Guayabero, donde se pierden todos sus colores.

La época ideal para conocer este alucinante y mágico escenario natural es entre julio y diciembre. Durante los primeros meses del año el sitio se encuentra cerrado y además, las plantas acuáticas están en pleno periodo reproductivo, por lo cual tampoco se podría apreciar la majestuosidad del caño.

El río que se escapó del paraíso, como lo denominó Andrés Hurtado, un caminante colombiano que ha dado a conocer al planeta las maravillas nacionales, no solo ostenta los colores más alucinantes que un viajero pueda encontrar, también esconde en sus profundidades rocas de 1.200 millones de años de antigüedad que constituyen la prolongación hacia el occidente del llamado Escudo Guyanés de Venezuela, Guayana y Brasil. El lecho del río es rocoso y por lo tanto, una simple lluvia de moderada intensidad hace que su caudal crezca, dejando aislado al viajero en sus orillas. Sin embargo, suele decrecer con la misma rapidez gracias a la sucesión de cascadas y correones que tiene a lo largo de su recorrido.

A lado y lado de las corrientes de agua predomina una vegetación espesa que hace parte de la Serranía de la Macarena y es hogar de 420 especies de aves, 10 de anfibios, 43 de reptiles y ocho de primates. Los turistas pueden recorrer el río por sus distintos brazos disfrutando del paisaje, bañarse en algunas de sus piscinas naturales de aguas cristalinas, maravillarse con la infinidad de cascadas y chorros, asombrarse con los colores del lecho del río gracias a la florescencia de las plantas acuáticas que crecen en el fondo, recorrer los túneles gigantes y observar abundantes especies de vegetación endémica.

Caño Cristales es un paraíso de tranquilidad, donde se aprecian aves coloridas, vegetación exuberante y un paisaje que invita a soñar en medio de un escenario multicolor, dispuesto para el deleite de los visitantes que decidan realizar una travesía al interior de los Llanos Orientales.


Clima:

Caliente. La temperatura oscila entre los 30 y 35 °C.

Prefijo telefónico:

+8

Cómo llegar

Se puede ir en carro o bus desde Bogotá hasta Villavicencio. El trayecto dura aproximadamente dos horas. En la capital del Meta es necesario volar hasta el municipio de La Macarena por la aerolínea Satena. Otra opción más práctica es tomar directamente desde Bogotá una avioneta que lo llevará en tan solo 50 minutos a La Macarena. El vuelo sale todos los viernes a las 9:00 a.m. y regresa los domingos a las 5:00 p.m.

No deje de comer

Mamona o sancocho de gallina.

¿Dónde dormir?

Es prohibido quedarse a acampar en las inmediaciones del Parque Natural Sierra de La Macarena. Sin embargo, el municipio ofrece hoteles económicos y bien dotados.

•Hotel Antony's
Carrera 8 Nº 3-71 Barrio Centro
Tel. 3134978421
•Hotel La Cascada La Macarena
Calle 5 Nº 7- 35 Barrio Centro
Tel. 038 5603132
•Mendoza
Carrera 6 Nº 3-03 Barrio Antonio Nariño
Tel. 038- 5603319

Planes

•Observar algunas de las especies endémicas que habitan en el Parque Nacional de la Macarena. Son más de 500.

•Hacer avistamiento de aves, especialmente en las primeras horas del amanecer para ver la pava, el guamuco y el ganso Orinoco.

•Bañarse en las piscinas naturales y cascadas autorizadas.

•Practicar rappel en los diferentes desniveles de las cascadas de Caño Cristales, que miden en promedio entre 40 y 60 metros de altura.

•Recorrer el río Guayabero en lancha rápida para descubrir monos y aves en sus orillas.

Comparte: