29 Jul 2015 - 4:10 a. m.

La samaria, de fiesta

A partir de hoy se realizan las Fiestas del Mar en Santa Marta. Desfiles, conciertos, festival gastronómico y cientos de actividades son algunos de los atractivos de su 55ª edición.

Redacción Buen Viaje

Ya han pasado 55 años desde la primera vez que los habitantes de Santa Marta decidieron rendirle un homenaje a su ciudad. Buscaban conmemorar el aniversario de su fundación y la fortuna de vivir frente al mar. Conciertos, desfiles de reinas y deportes acuáticos han sido desde entonces las actividades que han sobresalido en este evento conocido como las Fiestas del Mar, que reúne a centenares de turistas de todas partes y este año se lleva a cabo desde hoy hasta el próximo 2 de agosto.

Pero ¿por qué visitar Santa Marta y disfrutar las Fiestas del Mar? Porque es tal vez el momento en el que la ciudad se ve más bella y sus calles están inundadas de alegría. Cada esquina, cada barrio y la mayoría de las playas, como el Rodadero y Taganga, están llenos de actividades para turistas y que permitirán ver lo mejor de la Perla del América.

Si decide viajar para esta época podrá disfrutar de los mejores conciertos. Este año la fiesta arrancará con una serenata a Santa Marta con Wisin, El Gran Combo de Puerto Rico y el Grupo Kvrass, y cerrará con Carlos Vives, Peter Manjarrés y Martina la Peligrosa en la playa de los Cocos. Para los amantes del vallenato también habrá un gran espacio. El viernes 31 de julio se realizará el Festival de Juglares Vallenatos desde las 5:00 p.m. Es el primer encuentro de este tipo que se adelantará en las Fiestas del Mar y en él participarán los cantautores más importantes del folclor vallenato, como Felipe Peláez, Gustavo Gutiérrez, Fabián Corrales, Iván Ovalle y el Chiche Maestre.

Pero la música no es la única fortaleza de esta tradicional fiesta. Habrá competencias de deportes acuáticos, como natación, jetski, esquí y la habitual presentación de las capitanas nacionales, quienes participan para llevarse la corona de la Reina del Mar. Ellas, además de su belleza, tendrán que demostrar sus habilidades en diversas actividades acuáticas.

En la programación tampoco podían faltar las presentaciones y exhibiciones culturales, dentro de los que está el Desfile Folclórico, en el que participan diferentes comparsas que comparten un lema: “Por el rescate de la identidad”.

Esta edición tiene la particularidad de ser una reinvención, pues para ella se organizaron nuevos eventos. Uno de ellos es el Festival de la Cocina Samaria, en el que los asistentes podrán disfrutar de la mojarra frita o el cayeye, platos típicos de la región. Otro programa jamás visto en las fiestas es la Fotomaratón, con el que se pretende mostrar a los turistas y a los samarios el cambio que ha tenido la ciudad, sobre todo la reconstrucción de su centro histórico.

No cabe duda de que por esta fecha en Santa Marta habrá lugar para todos. Incluso para quienes quieren debatir sobre el futuro de la ciudad, pues tendrán varios espacios gracias a una serie de foros en los que se discutirá la recuperación de la identidad, el valor del medio ambiente y hasta el fútbol como factor de crecimiento.

Claro, aquí estamos nombrando algunas de las actividades del evento, pero si usted quiere disfrutar del turismo convencional que siempre ofrece la capital del departamento del Magdalena, hay sitios inolvidables por visitar, como el Parque Natural Tayrona, donde se encuentran uno de los mares más cristalinos y las playas más hermosas de Colombia, con arenas blancas delimitadas por manglares, matorrales o bosques.

Otro espacio mágico es el recorrido por la Sierra Nevada de Santa Marta, la formación montañosa litoral más elevada del mundo. Allí se reencontrará con el pasado indígena colombiano, pues en ella viven aún 70.000 indígenas de las etnias kogui, arhuaco, kankuamo y wiwa. Debido a su riqueza cultural y natural fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1979.

Este es, sin duda, el mejor momento para visitar San Marta, dejarse llevar por sus paisajes, su buena música y su exquisita comida, y cerrar con broche de oro sus vacaciones de medio año.

Comparte: