19 Jun 2018 - 10:53 p. m.

Legoland: un parque para poner a prueba los sentidos

Montañas rusas, simuladores, escuelas de conducción, restaurantes temáticos y ciudades construidas con fichas de lego son algunas de las atracciones que los turistas podrán disfrutar en compañía de sus hijos. Una oportunidad para que la adrenalina haga de las suyas.

María Alejandra Moreno*

En Winter Haven (Florida), a 45 minutos del aeropuerto de Orlando, se encuentra Legoland, uno de los parques temáticos más visitados por turistas de todo el mundo. Allí, la aventura, la magia y la adrenalina se unen para que grandes y chicos puedan vivir experiencias cargadas de emoción, que invitan a disfrutar la vida sin límites y llena de colores. Así se puede experimentar, desde que se atraviesa la entrada del castillo, construida con fichas de lego, que da paso a un mundo en el que la fantasía, lo real y lo natural se encuentran.

Cuando se cruza la puerta, lo primero que se ve es un complejo de castillos, casas, restaurantes y montañas rusas. A cada paso se escucha una melodía que va guiando a los niños a sumergirse en una nueva aventura. Hay varias opciones de ruta. Nosotros elegimos recorrer la casa de los ponys y de las princesas roqueras que cantan mientras las personas se suben a una atracción, que parece un platillo, con varios ponys que cumplen la función de silla y que, aunque parece una atracción de poca adrenalina, cuando empieza a girar provoca una buena cantidad de gritos en los visitantes. Al alcanzar la altura máxima se puede observar desde el cielo gran parte del complejo de las atracciones y todos los muñequitos de lego.

Una de las áreas que se roba el show en todo el complejo son varias ciudades del mundo, construidas a escala, con las fichas de lego. Puedes pasear por la Torre Eiffel, Nueva York, Egipto o Las Vegas. En cada ciudad hay sonidos representativos del destino y también actividades interactivas. Por ejemplo, en La Casa Blanca se puede observar en miniatura al presidente Donald Trump con su esposa contemplando la banda marcial. O el Kennedy Space Center, que simula lanzamientos al espacio y funciona con tecnología de punta

La apuesta en los últimos años del parque es hacer que las emociones sean más reales y, para esto, la tecnología 3D y 4D son protagonistas, como se evidencia en la atracción Ninjago World, una de las más recientes, en el que se pueden realizar prácticas de ninjas y así mejorar su motricidad.

Luego del entrenamiento, ingresan a un simulador, para lanzar bolas de fuego y enfrentar guerreros. La música, las imágenes y las batallas son de una complejidad alta que hace más competitivo el juego. También se pueden tomar fotos con los hermanos ninja Kai y Nya, hechos con figuras de lego que miden más de 1,50 metros.

Entre ninjas, ponys y grandes ciudades también está el espacio para los amantes de los carros. En la atracción For Driving School se encuentra la réplica, creada por Lego, del Mustang V8 Cupé color azul, que tiene 194.900 piezas. Este carro de tamaño real, en su interior tiene un claxon virtual y la reproducción de los sonidos que emite el motor del carro. Esta es una de las innovaciones en los vehículos construido por Lego.

Y para que la experiencia sea completa, chicos y grandes, pueden realizar el curso de conducción y así recibir la licencia. Este automóvil se estrenó en el 2016, en el autódromo de Indianápolis Motor Speedway
y desde que llegó al parque es un residente de lujo.

Legoland siempre es diversión y adrenalina. Hay montañas rusas con sillas en forma de cuatrimotos, de cohete, de dragones e incluso algunas que transitan en el agua. Hace falta tiempo para poder disfrutar de más de 50 opciones; por eso, aquellos que quieran conocerlo completo, tienen la posibilidad de hospedarse en el Legoland Hotel, que está ubicado en el mismo complejo del parque y así sumarse a otra aventura. Este hotel con forma de castillo, custodiado por un gran dragón, tiene 156 habitaciones, cada una de ellas con temáticas diferentes. El ascensor es una fiesta completa, mientras para en cada piso, tiene música de fondo y un show de luces. No hay excusa para no divertirse y tener unas vacaciones inolvidables.

*Invitación Central Florida.

Comparte: