16 Mar 2016 - 4:16 a. m.

Lugares de insólitas tradiciones

Desde autoflagelaciones hasta quemar muñecos con el rostro de Judas hacen parte de las costumbres religiosas de algunos países que cautivan a viajeros curiosos.

Redacción Buen Viaje

Dicen que la fe mueve montañas. Sin embargo, aunque esta frase bíblica recogida en el evangelio de Mateo se debe llevar más allá de la literalidad, hasta la metáfora, no hay duda de que la fe, al menos la que se vive en un contexto religioso, es capaz de motivar cualquier cosa, incluso acciones en los fieles que hacen mucho más fina la línea entre lo racional y lo irracional.

Luego del miércoles en el que los fieles católicos salen de las iglesias con una cruz de ceniza marcada en la frente, se cuentan cuarenta días —que simbolizan, entre otros hechos narrados en la Biblia, el tiempo que Jesús estuvo en el desierto y fue tentado por el diablo— hasta la llegada de la Semana Santa.

Es un tiempo litúrgico que está acompañado de diversas tradiciones que mezclan en el nivel más básico religión y gastronomía, con ayunos y platos especiales, procesiones y vestimentas, pero que en algunos lugares del mundo resultan tan exóticas e inverosímiles que se han convertido en verdaderos motivos para que miles de turistas lleguen año tras año a vivir la Semana Mayor.

Entre esas extrañas tradiciones se cuentan latigazos al cuerpo, crucifixiones verdaderas, juegos de misterio e historias y mitos tejidos en torno a esta celebración.

Temas relacionados

Semana Santa
Comparte: