18 Nov 2010 - 6:09 p. m.

¿Miedo a volar?

Muchos pasajeros frecuentes sufren este trastorno. Algunas aerolíneas han creado seminarios para enseñarles a superarlo y a viajar de forma tranquila.

El Espectador

“Algunas noches antes de ir a visitar a mi hija me sentía estresada, estaba de mal genio y asustada, cambié varias veces el pasaje de fecha, hasta que me di cuenta de que tenía miedo a montarme en el avión, lo cual es raro para mí porque viajo seguido a ver a mi familia o por trabajo”, dice Amparo Díaz, ingeniera mecánica, de 40 años.

Si alguna vez a usted le ocurrió parecido y pasó toda la noche en vela pensando cómo puede evitar el viaje que tiene la siguiente semana, si cuenta con ansiedad los días que faltan para iniciar un itinerario, o le da pereza y está furioso por saber que tiene por delante una travesía en avión, sea de trabajo o placer, puede que esté sufriendo de miedo a volar.

Y es que este trastorno se presenta más en los pasajeros frecuentes que en aquellos que van a volar por primera vez, es decir, en aquellas personas que en especial, por motivos laborales, viajan de manera constante. Así lo explica Teresita Uribe, coordinadora del plan de acción de emergencias de Avianca: “Nos hemos dado cuenta de que las personas que toman aviones usualmente son aquellas que experimentan este tipo de miedo”.

Según Uribe esta perturbación, que se desencadena con los vuelos, se presenta porque el pasajero tiene una predeterminación genética que le causa el miedo, también puede ser que sufra de otros trastornos de la personalidad, como ansiedad, que también puede llegar a desencadenar temor, o incluso se puede dar porque los viajes que han tenido han sido muy movidos. Para Uribe éste, como algunos otros trastornos mentales, tiene cura si se toman a tiempo las medidas necesarias para poder afrontarlo.

Con el objetivo de ayudar a los viajeros a superar el temor, muchas aerolíneas han desarrollado planes y talleres para enseñarles cómo pueden afrontarlo y vencerlo. Avianca, por ejemplo, ofrece el seminario “Plácido” con el que la aerolínea asegura que los pasajeros reducen el miedo a tomar un avión.

“Plácido” se trata de un curso en el que las persona que temen volar asisten a clases teóricas y prácticas en las que se les explica el mantenimiento de los aviones, se les habla del trastorno y acerca de cómo incluso las condiciones más extremas de la meteorología pueden ser controladas por los pilotos durante un vuelo. Uribe cuenta que la gente sólo necesita que le expliquen cómo funcionan las técnicas aeronáuticas para saber que debe estar tranquila.

Luego de la parte teórica, los participantes del curso visitan un hangar de mantenimiento para ver cómo se lleva a cabo en la práctica lo que aprendieron en clase. Y para culminar el seminario realizan un vuelo de graduación en el que aplican todas las técnicas que aprendieron y luego reciben un diploma que certifica su participación en el seminario. “No se trata sólo de graduar a la gente que toma el curso, sino de asegurarle que podrá aprender a afrontar este miedo, que es más común de lo que parece”, asegura Uribe.

Tips para volar tranquilo

Los siguientes son algunos consejos que se dan en el seminario “Plácido” para viajar tranquilo:

- No consuma bebidas alcohólicas antes o durante el vuelo, ya que el efecto del licor se potencializa con la altura.

- Lleve ropa cómoda.

- Prefiera los vuelos de la mañana y la noche, pues a mediodía, debido al calor, se presenta más turbulencia.

- No coma alimentos pesados o gaseosas antes y durante el trayecto.

- Intente dormir bien la noche anterior al viaje.

- Durante el vuelo haga ejercicios de relajación, uno muy efectivo es el de respirar lentamente.

- Si se siente incómodo en la silla que le correspondió, pídale a la auxiliar de vuelo que cambie su acomodación en cabina.

Temas relacionados

TurismoViajesVuelos
Comparte: