24 Apr 2021 - 12:28 a. m.

Nueva York lanza una campaña inédita para reactivar el turismo

Lo que está en riesgo es considerable para una ciudad que antes de la pandemia era una de las más visitadas del mundo, con un récord de 66,6 millones de visitantes en 2019. La cantidad de turistas cayó a 22 millones en 2020.

Redacción Especiales con información de AFP

Nueva York recién espera recibir una cantidad masiva de turistas en 2023.
Nueva York recién espera recibir una cantidad masiva de turistas en 2023.

Ningún otro destino podría ser la capital del mundo, Nueva York es una gran ciudad con muchas posibilidades y un destino soñado para viajar.

Además, la ciudad de los rascacielos se ha convertido en los últimos años, y por méritos propios, en la capital económica y cultural más importante del mundo. Nueva York ofrece un ambiente y un estilo de vida único difíciles de explicar en una guía de viaje, hay que vivirlo y disfrutarlo para poderlo sentir.

Sin embargo, esta gran ciudad, al igual que el resto de destinos del mundo, dejó de recibir millones de turistas por causa de la pandemia del COVID-19; pero, resiliente y con más fuerza, se tomó los días de “aislamiento” para prepararse para seguir ofreciendo las mejores experiencias a los viajeros nacionales e internacionales que cada día llegan ilusionados a conocer una de las ciudades más importantes del mundo.

“El despertar de Nueva York”

Tras una campaña de vacunación contra el COVID-19 exitosa y una tasa de tests positivos inferior a 5 %, Nueva York espera recuperar su atractivo antes que otras grandes urbes y lanzará en junio una campaña de magnitud inédita para atraer visitantes.

Decir a los estadounidenses y a los turistas internacionales que “Nueva York se despierta” costará 30 millones de dólares, una suma inédita propuesta el miércoles por el alcalde Bill de Blasio y el presidente de la agencia turística municipal, Fred Dixon.

Como los viajes aún están restringidos, el mensaje en medios tradicionales, redes sociales y a través de “influencers” tendrá como blanco ante nada a los estadounidenses, comenzando por los amigos o parientes de neoyorquinos que serán llamados a “visitarles”. Y luego, si la pandemia lo permite, se extenderá a una audiencia mundial, explicó Dixon.

“Había 400.000 empleos ligados al turismo antes de la pandemia, van a regresar”, aseguró De Blasio en una conferencia de prensa. “Nueva York se despierta, debemos decirle a la gente que estamos abiertos, que están seguros (...) No se hará del día a la mañana, lo sabemos, pero se hará”.

Lo que está en riesgo es considerable para una ciudad que antes de la pandemia era una de las más visitadas del mundo, con un récord de 66,6 millones de visitantes en 2019. La cantidad de turistas cayó a 22 millones en 2020.

(Lea también: Universal Studios Hollywood reabre sus puertas con nuevas atracciones)

Grandes inversiones pre-pandemia deben ser amortizadas, como el centro de convenciones Javits Center que costó 1.200 millones de dólares, o la renovación del aeropuerto de LaGuardia, de 8.000 millones.

Nueva York es siempre un líder, y esta inversión para reavivar la economía del turismo de la ciudad indica un profundo compromiso con la importancia de recuperar los viajes y los millones de empleos que respalda”, dijo el presidente y director ejecutivo de la Asociación de Viajes de EE.UU, Roger Dow.

En esas condiciones, Nueva York recién espera recibir una cantidad masiva de turistas en 2023. El gobierno municipal estima que la mayor ciudad de Estados Unidos alcanzará ese año su nivel de pre-pandemia, 64,7 millones de visitantes, y retomará su crecimiento a partir de 2024, con 69 millones de turistas.

Comparte: