24 Jun 2021 - 5:09 p. m.

Pisco, el alma líquida del Perú, consejos para viajar a través de este destilado

En los últimos años, la bebida bandera del Perú ha logrado ingresar a nuevos mercados, así como posicionarse en la mente de los consumidores de bebidas espirituosas alrededor del mundo. Conozca cinco experiencias de viaje a través del pisco.

Con el objetivo de compartir un mayor conocimiento del pisco, la Comisión de Promoción para la Exportación y el Turismo (Promperú), a través de sus oficinas comerciales en Argentina, Colombia, Ecuador, México y Panamá, está realizando, hasta el próximo 26 de junio, la primera edición del Pisco Week LATAM.

En los últimos años, la bebida bandera del Perú ha logrado ingresar a nuevos mercados, así como posicionarse en la mente de los consumidores de bebidas espirituosas alrededor del mundo. Cada vez más bares y restaurantes incluyen en sus cartas cócteles a base de pisco, debido a la demanda de sus clientes o a la osadía de bármanes y mixólogos que reconocen en la versatilidad del pisco un atributo que los favorece al momento de la creación de nuevas bebidas, sumado a su sabor y aroma.

“Pisco Week LATAM es una valiosa oportunidad para lograr ser más reconocedores del producto y todo lo que hay detrás, así como para estar presentes en la reactivación económica de Colombia. A través de este espacio, los colombianos podrán descubrir el sinfín de alternativas que el pisco ofrece a la coctelería, permitiéndoles estar frente a una de las bebidas espirituosas más generosas que se puedan encontrar”, manifestó la consejera comercial del Perú en Colombia, Soledad Campos de Parry.

“Nuestra bebida espirituosa posee denominación de origen, alberga historia y su versatilidad es bien apreciada por los expertos en coctelería. El pisco es una extraordinaria elección en restaurantes, bares, gastrobares y, por supuesto, en los hogares gracias a su versatilidad al momento de la preparación de cócteles y maridajes”, añadió Campos de Parry.

¿Qué es el pisco?

El pisco es un destilado con denominación de origen exclusivamente peruano desde el año 2005. Esta bebida no incluye otro ingrediente más que el mosto recién fermentado de uvas pisqueras de las costas peruanas de Lima, Ica, Arequipa y Moquegua; y los valles de Locumba, Sama y Caplina, ubicados en Tacna.

La palabra pisco proviene del término quechua ‘pisqu’, que significa ‘ave’, y está relacionada con el puerto y valle de pisco, situado al sur del Perú, lugar donde se embarcó el aguardiente para enviarlo a España por primera vez en el siglo XVI.

(Lea también: Huacachina, Perú, un destino para abrir los sentidos)

Otro de los referentes de la palabra es que en la misma región habitaba una comunidad de indígenas llamados “Piskos”, que eran ceramistas dedicados a la elaboración de vasijas de arcilla, caracterizadas por su recubrimiento interior hecho a base de cera de abejas. Estas se utilizaban para almacenar bebidas alcohólicas y chichas.

¿Cómo saborearlo?

Para comprender qué puede entregar cada trago de pisco puro, los expertos recomiendan comenzar por beberlo despacio, de a poquito, ojalá en la copa pisquera, creada para apreciar su dimensión de aromas y transparencia, más allá del velo de los 40° de alcohol en promedio.

Sus características sensoriales son en vista: incoloro, claro, límpido y brillante. En nariz: aromas limpios, elegantes y distinguidos, con notas frutales, florales y cítricas. Y finalmente en boca: cálido, estructurado y equilibrado, fresco y con gran personalidad.

En los piscos de uvas no aromáticas como la Quebranta y la Uvina se reconocen los aromas de manzana, banano, durazno, uvas pasas, la frescura de la lima y algo de pasto seco. La Mollar suma aromas a miel y la Negra Criolla, además, presenta aromas tostados y hierba fresca.

Por su parte, en los piscos de uvas aromáticas, se encuentran también estos descriptores a lima y miel, pero salen a jugar con la nariz las notas florales intensas del jazmín, las frutas tropicales y las uvas pasas rubias.

Acompañar postres como el clásico suspiro de limeña, flanes de caramelo o coco, cheesecakes, tiramisú o un pie de limón, con una copa de cualquiera de estos traslucidos, limpios y elegantes piscos, dará a la experiencia del comensal un nivel superior. Además, para los amantes del chocolate, llevar a la mesa una selección variada de chocolates de alto porcentaje de cacao, más varias copas de ese abanico, puede ser una de las catas más interesantes y elocuentes para entender uno y otro producto.

Cinco experiencias de viaje a través del pisco

Hotel Viñas Queirolo - Experiencia
  • Hotel Viñas Queirolo: Ubicado en Ica a cuatro horas de Lima. Este hotel de lujo de tradición peruana cuenta con alrededor de 400 hectáreas de viñedos de las marcas Santiago de Queirolo e Intipalka. En su mapa de rutas, las personas pueden tomar actividades con dificultad media o alta como bicicleta, running y trekking. A su vez, ofrecen actividades relacionadas como catas de pisco, talleres de maridajes y un espectacular vista a sus viñedos.
  • Hotel & Hacienda La Caravedo: También en Ica, se caracteriza por su infraestructura moderna y vanguardista relacionada al pisco, a pesar de ser una de las bodegas más antiguas (1684), de lo cual conserva su principal ambiente de destilado. Dicha hacienda produce el pisco Portón, para lo cual cuenta con 52 hectáreas de uvas pisqueras y una capacidad de producción aproximada de 2.5 millones de litros de pisco al año. En su hotel boutique tiene 5 bungalows familiares, se hacen catas de pisco y shows de bailes peruanos.
  • Museo del pisco: Con restobares en Lima, Cusco y Arequipa es una buena alternativa para probar los mejor de la coctelería peruana a base de pisco, así como tener clases de pisco a través de catas.
  • Pisco Bar: Este restobar, ubicado en el turístico distrito de Miraflores, ofrece catas de pisco, así como almuerzos y cenas maridajes, departidas por el mixólogo Ricardo Carpio, además de una buena selección de piscos artesanales.
  • Bodega Torre de la Gala: Ubicada en el valle de La Joya, a un poco más de una hora de la ciudad de Arequipa. Dicha bodega destila un muy buen pisco y ofrece visitas guiadas, catas, así como almuerzos.

Variedad de cócteles

Así, pausado, o de fiesta, la versatilidad del pisco ha dado al Perú la posibilidad de hacer parte de las más reconocidas propuestas de cócteles. Su graduación alcohólica, su traslucidez y sus aromas finos, lo convierten en la base ideal para chilcanos, capitanes, pisco punch y el infaltable pisco Sour, con zumo de limón con cualquiera de sus variantes, como el de fresa o el de maracuyá.

Es en el pisco sour, donde puede uno encontrar un cóctel que lo tiene todo, clasismo, frescura, potencia y textura. En él van tres onzas de Quebranta (siempre el recomendado para este coctel), una onza de zumo de limón, medía onza de clara de huevo y la onza infaltable, necesaria, del jarabe de goma; ese almíbar elaborado con dos cantidades de azúcar por una de agua, que, junto con la clara de huevo, serán los emulsionadores y agentes amalgamantes de los sabores que allí se mezclan. Coronando este cóctel bandera con unas gotas de amargo de angostura para tomarlo como un perfecto aperitivo.

Cuando visite un restaurante peruano, no se vaya si haber pedido otro clásico del exuberante mundo gastronómico ese país, el cóctel de algarrobina, dulce, rico e ideal como puosse-café, para cerrar, con broche de oro, la buena experiencia que se construye en torno a la mesa.

Comparte: