12 Feb 2019 - 7:56 p. m.

¿Por qué visitar Palomino? Un recomendado en el Caribe colombiano

Ubicado entre Santa Marta y Riohacha, este destino cada vez sube más puestos en la lista de lugares para visitar en Colombia. Su carácter de pueblo, la tranquilidad y belleza de sus playas y la variedad de opciones que se ajustan a los distintos presupuestos son sus principales aliados.

Marcela Díaz Sandoval - mdiaz@elespectador.com

Palomino está de moda. Y no precisamente por ser uno de esos destinos fotogénicos en los que cada esquina da para una foto perfecta de Instagram. Está de moda desde hace unos cuatro años porque su calle principal (a propósito, extensa, sin pavimentar y un poco rocosa) se adapta al ambiente que cada turista elija vivir. Hay hostales de bajo y alto presupuesto con la respectiva variación de comodidades, hay restaurantes para paladares exigentes y para quienes eligen desayunar y cenar empanada de camarón, y al final hay una playa tranquila con un mar un tanto agitado.

Palomino está ubicado entre los departamentos de Magdalena y La Guajira, a menos de dos horas por carretera desde Santa Marta o Riohacha para ser exactos. Si salen de Santa Marta se pueden dirigir al mercado y tomar el bus cuyo pasaje por persona cuesta $10.000. Ahí no hay pierde, bien sea porque el letrero dice “La Guajira” o porque hay personas gritando “Parque Tayrona, Palomino”. En el camino se puede apreciar la naturaleza y ver el ingreso al Parque Natural.

Al llegar no espere ver una terminal de transportes, indíquele al señor del bus que lo deje en la estación de gasolina, desde allí se observa la zona comercial del corregimiento, donde hay droguerías, puestos de comidas rápidas, billares y sitios para bailar. También están los avisos con los nombres de las playas y algunos sitios de hospedaje; se puede ir caminando o alquilar un servicio de moto por menos de $5.000 que lo lleve hasta su destino.

Pese a ser parte del Caribe colombiano, en Palomino todo es diferente: su gente es tranquila, muy tranquila, el ambiente es más bien silencioso, el tiempo pasa despacio, el ritmo de vida es lento, no hay prisa ni afán de nada. Dicen que es un destino de hippies, de mochileros o de amigos; pero también puede ser un destino para viajar en pareja o solo.

¿Qué hacer en Palomino?

 

Su principal atractivo radica justamente en el placer de no hacer nada o de hacerlo con calma. Acostarse en una hamaca y mirar las palmeras o leer un libro, sentarse a ver el atardecer o caminar en la playa sin la incómoda experiencia de tener la multitudinaria compañía de vendedores ambulantes resulta ser un verdadero descanso para los viajeros.

Ya hablando de actividades, la primera recomendada es hacer tubing, que consiste en deslizarse en un neumático gigante por el río Palomino, el recorrido dura aproximadamente dos horas y es un plan súper tranquilo que se hace en compañía de un guía. La única actividad física que exige, por llamarlo así, es una caminata de 15 minutos hasta llegar al punto de partida. Alrededor solo va a observar naturaleza y respirar aire puro. El plan suele hacerse en grupos y hay varios puntos sobre la avenida principal donde se puede alquilar el servicio. El costo por persona es de $40.000. La desembocadura brinda una sensación mágica, porque es donde se une el río con el mar.

Otra actividad que puede hacer es caminar cerca de una hora o 40 minutos por la playa hasta el río San Salvador, que, a diferencia del río Palomino, tiene mucha más vegetación y permite ver peces y cangrejos entre sus aguas. A medida que va caminando puede notar como la playa se hace más desolada y el ambiente mucho más sereno. Visitar el vivero de Édgar Rueda puede ser otra opción, así como recorrer alguno de los pueblos indígenas que permiten el ingreso a los turistas.

La gastronomía en Palomino está muy vinculada al mar. Es común encontrar restaurantes que incluyan en su carta pargo rojo, pargo plateado, mojarra, camarones y langostinos... o pollo y carne para los que prefieren otras opciones. El patacón, el arroz con coco y la ensalada son los acompañamientos más apetecidos. Sobre la carrera sexta también se pueden encontrar puestos de comida rápida y otras opciones a muy buen precio; así como sitios donde es permitido tomar licor hasta las 11:00 p.m. (Aunque en la playa el horario es ilimitado y el parche, muy recomendado).

Si aún no ha ido a Palomino, ¿qué espera para buscar tiquetes y programar unas cortas vacaciones? (hay quienes deciden quedarse por meses, pero tres días allí es tiempo suficiente). Recuerden que este destino es para todos los perfiles y presupuestos. No se van a arrepentir.

Comparte: