Samuel Moerno defendió de nuevo el metro