Susto por agresión a Vargas Lleras