Sala de la muerte presentada a la prensa en Japón