En segundos roban los locales comerciales