Amenazas de Bacrim se trasladan a los profesores